Oración por las vocaciones sacerdotales.

2 abril 2015

Es costumbre en muchas comunidades católicas que al concluir una misa se realicen distintas oraciones propias de la parroquia o el grupo para pedir al Creador por situaciones o acciones concretas.

Durante muchos años yo he pertenecido a una comunidad espiritual en donde siempre se acostumbra a rezar esta hermosa oración al terminar cualquier misa:

¡Oh Jesús!
Pastor eterno de las almas,
dígnate mirar
con ojos de misericordia
a esta porción de tu pueblo amado.

¡Señor!
danos vocaciones,
danos sacerdotes, religiosos
y consagrados santos.
Te lo pedimos por la Inmaculada
Virgen María de Guadalupe
tu dulce y Santa Madre.

¡Oh Jesús!, danos sacerdotes,
religiosos y consagrados
según tu corazón.

Se trata de una bellísima oración que tiene como objetivo pedir a Dios por las vocaciones religiosas en el mundo.

En estos tiempos en que el sacerdocio y la vida consagrada son profesiones que parecerían enfrentar una situación de crisis mediática, con más razón debemos de rezar para que la voluntad de Dios sea la misma voluntad que deseen seguir cientos de hombre y mujeres en todo el planeta.


A %d blogueros les gusta esto: