10 razones por las que creo en Dios

9 junio 2014

No son los únicos, pero les comparto 10 argumentos que tengo para afirmar con suficiente nivel de certeza que Dios existe:

1.- Porque valiéndome del uso de la razón, he dado con pruebas intelectualmente lógicas que me llevan a creer que existe un Ser superior. Las cinco vías de Santo Tomás son un claro ejemplo de cómo el intelecto humano es capaz de Dios.

2.- Porque la historia de la humanidad está llena de testimonios heróicos de personas que dieron su vida por la creencia firme en la existencia de Dios. Ilógico sería dar la vida por aquello que no se cree profundamente.

3.- Porque creo que la búsqueda de la verdad converge siempre en un origen único de la misma. Todo cuanto puede saber el conocimiento humano tiene un origen puntual. La idea del fin último me lleva a creer que este origen se encuentra en Dios.

4.- Porque creo en la veracidad histórica (comprobada científicamente) de la existencia de un hombre llamado Jesús de Nazareth que nació en tierras palestinas y quien, habiendo llegado cierto momento en su vida, se autoproclamó Dios predicando públicamente con elementos bastos y suficientes para creer que lo que decía era cierto.

5.- Porque he precenciado sucesos sobrenaturales que no podría explicar si no es bajo la lógica de la existencia de una realidad espiritual. Si existe lo espiritual, existe Dios. No estoy hablando de fantasmas ni fantasías, sino de casos de milagros y exorcismos.

6.- Porque al ver el mal que se hace en el mundo pienso, de igual forma, en el bien que se debería de hacer. La dualidad mal y bien me refiere a la búsquedad del bien superior absoluto, que no puedo explicar de otro modo sino con Dios.

7.- Por la existencia del amor y su exacta relación con la historia de las salvación. Quien logra entender el verdadero sentido del amor, dejando a un lado la vanalidad del sentimentalismo, puede comenzar a entender a Dios y su relación con los hombres. Decir que Dios es amor, es intelectualmente relevante en la búsqueda de esta verdad.

8.- Porque he seguido los pasos que exige el método de quienes buscamos investigar la realidad espiritual. Este método exige acercarte primero para creer después. Quienes argumentan que no se acercarán a Dios hasta no creer en él, están siguiendo un método erróneo de búsqueda.

9.- Porque mi naturaleza humana se siente inqueita por Dios. Necesito creer que el bien y el amor máximo existen y esa ansiedad solo se ha sentido satisfecha con la experiencia de Dios. El hecho mismo que nos ocupe la pregunta de la existencia de Dios es una prueba de la necesidad que tenemos de encontrarle. Solo podemos desear aquello que ya hemos conocido alguna vez.

10.- Porque cada vez son más los científicos que argumentan que entre más descubren verdades naturales, más terminan convenciéndose que detrás de todas ellas existe un diseño magistral y perfecto sobrenatural.

En resúmen podría decir que creo en Dios por que en mi propia naturaleza humana se encuentra inserta la necesidad de regresar a quien me creó. Dicha necesidad no es creada ni inventada por mi es dada. Cro en Dios por que entiendo que al crearme, Él mismo me regaló el don y los recursos necesarios para creer en su existencia.


10 razones por las que podrías considerar ser católico

12 enero 2011

Este post va dirigido a todos aquellas personas que no son católicas pero han emprendido la búsqueda de una respuesta espiritual en su vida y como tal están abiertos a recibir propuestas de quienes sentimos que ya hemos encontrado una respuesta bastante sólida a igual búsqueda.

Pero también va dirigido a quienes ya son católicos, pues estoy seguro que conocen a alguien cercano que, estando buscando una respuesta de vida, podría beneficiarse de conocer algunas cuantas de las cientos de razones por las que a millones de personas nos encanta ser católicos…

Así que sin más preámbulos, aquí mis 10 razones por las cuales alguien debería considerar nuestra religión como una respuesta a la búsqueda que todo ser humano emprende para encontrar sentido a su vida:

1.- Por el amor. Si tuviera que dar una sola razón, sería esta. Existen millones de ejemplos y pruebas en el mundo que el amor es la fuerza que le da sentido a toda la existencia humana (¿alguien lo puede dudar?). Y en este sentido la religión católica, como ni ninguna otra, tiene su fundamento en dicha fuerza motora. El amor humano, ejemplificado al máximo por la figura de Jesús, es la razón del ser del catolicismo.

2.- Por la tolerancia. Si, así como lo oyes. Contrario a lo que muchos pueden pensar, el catolicismo es la religión que más vive la tolerancia. Nuevamente basta con ver el testimonio de los católicos de verdad que todos los días encuentran innumerables formas de poner la dignidad humana como la única forma aceptable de valoración de una persona. El católico está llamado a amar a todas las personas sin importar creencias, razas, comportamientos sexuales, estado civil o puntos diversos de vista.

3.- Por María. ¿En verdad sigues creyendo que el catolicismo es una religión puramente varonil y machista? Entonces no conoces a fondo la importancia que tiene la figura materna de María como pilar de la fe católica. La basílica de Guadalupe en la ciudad de México es el segundo templo religioso más visitado en el mundo, después de la plaza de San Pedro en el Vaticano. La mujer, en la religión católica, es piedra angular que tiene como misión consolidar la fe en la familia. El católico encuentra en una mujer, María, el empuje para amar al Padre. En muchas iglesias podrás encontrar la siguiente inscripción: “A Dios, a través de María”

4.- Por la eucaristía. En ninguna otra religión se tiene la plena confianza de que Dios baja desde su grandeza celestial a convivir directamente con nosotros a través de un medio palpable y concreto como la eucaristía. Esta no es una representación de Dios, ni un simulacro, no. Cada hostia consagrada es Dios mismo en persona. Y aunque para un ateo esto pueda resultar muy difícil de aceptar , a través de la los ojos de la fe es que esta verdad empieza a cobrar sentido. Primero viene la fe y luego la verdad.

5.- Por la defensa de la vida. Si se da por sentado que la vida es el valor más preciado a defender en este mundo por cualquier ser humano, ninguna otra organización en el planeta se ha planteado tan a fondo la defensa de la misma como la iglesia católica. No se puede defender lo indefendible, así que condenar el aborto a rajatabla es una muestra de la firmeza  y valentía de las convicciones espirituales de la Iglesia católica. Un católico, por el principio del amor, no puede estar a favor de ninguna acción que perturbe y ponga en peligro el derecho más grande que tiene cada ser humano: el de tener la oportunidad de vivir.

6.- Por el perdón. Una religión que predica y vive el perdón como filosofía no puede sino llevarnos a la plenitud humana. En este sentido el sacramento de la Confesión, al igual que todos los demás sacramentos, es una demostración práctica de cómo este valor fundamental se puede vivir día a día.

7.- Por el conocimiento del hombre. Una organización que tiene 2,010 años de historia, más otros 4,000 de tradición hebrea, solo nos puede ofrecer un cúmulo de saber y conocimiento sumamente profundo del objeto que estudia: al ser humano y su relación con Dios. Todos los principios que la Iglesia nos enseña actualmente tienen como fuente su propia experiencia en “humanidad”. Los hombres mueren pero la institución que cada uno ha contribuido a construir, crece y crece con el tiempo nutriéndose de las aportaciones que cada individuo ha hecho para hacerla cada vez más fuerte.

8.- Por la fe en la humanidad. En los tiempos que vivimos nos resulta muy difícil mantenernos ajenos a los embates de las noticias que nos llegan por todos lados sobre el estado actual del mundo. Todo parece desalentador y sin rumbo. Pero dentro de este desencanto, nuestra Iglesia Católica levanta la mano para decirle a la humanidad: “¡El amor todo lo puede, no pierdan la esperanza!”. La voz de le Iglesia es portavoz de la confianza en el hombre y en su bondad.

9.- Por Dios mismo. Jesús, Dios hecho hombre, dejó en manos del apóstol Pedro el liderazgo de su Iglesia y desde entonces a él y sus sucesores volteamos a él para tener una guía. La figura del Papa representa la confianza que Jesús tuvo en los hombres para continuar con su legado en la tierra.

Pero sobre todo,  la razón más importante de todas es la siguiente…

2.- Por el testimonio de los católicos. Como en ninguna otra religión tantos y tantos hombres se han volcado completamente por una misma causa. En ninguna otra religión podrás encontrar las muestras de amor que los santos y mártires católicos han vertido sobre le mundo a lo largo de su historia. Si, estoy consciente que también hemos fallado (hombres al fin), pero la calidad de las muestras de amor que yo he presenciado en los católicos jamás la he visto en ningún otro grupo espiritual. Dime, si una persona está dispuesta a morir, literalmente morir, por su Iglesia ¿no crees que algo habrá de tener esta organización que le motiva a llegar al límite máximo del amor?

Al final de cuentas…. nadie ama tanto como el que da la vida por aquello que ama, y los católicos, millones que si lo son de verdad, aman hasta morir.


A %d blogueros les gusta esto: