¡Viva la Virgen de Guadalupe! (II)

16 septiembre 2010

¿Cómo eran físicamente las mujeres palestinas de hace 2000 años? ¿Cuales eran sus rasgos más notorios?

Para poder dar una respuesta a estas dos preguntas, lo más fácil sería simplemente voltear a ver cómo son las mujeres palestinas actualmente.

Cabello predominantemente oscuro y largo, cejas muy marcadas, ojos con una mirada muy especial, tez morena. Todo esto nos lleva a decir que tienen una belleza muy característica de su región.

Pues bien, eso es exactamente lo que yo veo en la imagen de la Virge de Guadalupe a diferencia de otras imágenes de Vírgenes en otras partes del mundo (Lourdes, Chestokova, Fátima).

¿Qué quiero decir con esto?

Pues que el gran regalo que nos dio la madre de Dios, al impregnar su imagen en la tilma de San Juan Diego, fue justamente el revelarnos cómo es que era su imagen real hace 2000 años.

La virgen de Guadalupe, a mi parecer, es morena, no porque sea mexicana sino por que es la Virgen real que vivió hace 2000 años en palestina y que fue madre del Maestro.

Al ver la imagen de Santa María de Guadalupe, estamos viendo lo que es probablemente el retrato más fiel de una persona que vivió en la época de la venida de nuestro Señor Jesucristo a la tierra.

Ninguna otra representación de la Virgen, en sus muchas otras formas iconográficas, nos muestra de una manera tan auténtica cómo era la imagen de la madre de Dios cuando vivía.

Eso es lo maravilloso de la imagen de la  Virgencita de Guadalupe la cual, aunque se le reveló al mundo a través del pueblo mexicano, no dejó de lado su fidelidad a la historia y a la verdad de lo que realmente sucedió cuando, hace 2 milenios, la historia se partió en dos.

Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: