Humo negro

13 marzo 2013

Hoy me levanto con la noticia de que en una segunda ronda de votación los cardenales reunidos en la capilla Sixtina aún no han decidido quien será nuestro nuevo Papa.

Muchos creen que en una tercer votación que se llevará a cabo en un par de horas más por fin se definirá el tan esperado nombramiento.

Yo estoy muy pero muy ansioso por conocer la histórica noticia.

¡Siga el Espíritu Santo acompañando el discernimiento del colegio cardenalicio!

 

Anuncios

Cambiar al mundo

5 octubre 2011

Si bien este blog tiene como razón de ser la transmisión de mensajes espirituales, hoy me doy un espacio especial para comentar sobre la noticia del fallecimiento de Steve Jobs, fundador de Apple y quien fuera reconocido como uno de los creativos mas importantes del siglo XX.

En especial lamento su partida pues independientemente de su habilidad empresarial e innovadora, admiré siempre su visión de “cambiar el mundo”.

Steve Jobs siempre se rigió por la idea trabajar para crear productos que cambiaran la manera en como nos relacionamos e interactumos en este planeta.

Y fue precisamente esa pasión por luchar por su ideal la que siempre le admiré.

Hoy, como bloguero, soy fiel usuario de los productos Apple y no veo el día en que pueda cambiar de marca.

Descanse en paz el genio de la computación y los dispositivos móviles… Steve Jobs.


Carta de un sacerdote al NY Times

13 septiembre 2011

Les comparto esta carta que circula en varias de las redes sociales…

“Querido hermano y hermana periodista:

Soy un simple sacerdote católico. Me siento feliz y orgulloso de mi vocación. Hace veinte años que vivo en Angola como misionero.

Veo en muchos medios de información, sobre todo en vuestro periódico la ampliación del tema en forma morbosa, investigando en detalles la vida de algún sacerdote pedófilo. Así aparece uno de una ciudad de USA, de la década del 70, otro en Australia de los años 80 y así de frente, otros casos recientes… Ciertamente todo condenable! Se ven algunas presentaciones periodísticas ponderadas y equilibradas, otras amplificadas, llenas de preconceptos y hasta odio.

Me da un gran dolor por el profundo mal que personas, que deberían de ser señales del amor de Dios, sean un puñal en la vida de inocentes. No hay palabra que justifique tales actos. No hay duda que la Iglesia no puede estar, sino del lado de los débiles, de los más indefensos. Por lo tanto todas las medidas que sean tomadas para la protección, prevención de la dignidad de los niños será siempre una prioridad absoluta.

Pero ¡Es curiosa la poca noticia y desinterés por miles y miles de sacerdotes que se consumen por millones de niños, por los adolescentes y los más desfavorecidos en los cuatro ángulos del mundo! Pienso que a vuestro medio de información no le interesa que yo haya tenido que transportar, por caminos minados en el año 2002, a muchos niños desnutridos desde Cangumbe a Lwena (Angola), pues ni el gobierno se disponía y las ONG’s no estaban autorizadas; que haya tenido que enterrar decenas de pequeños fallecidos entre los desplazados de guerra y los que han retornado; que le hayamos salvado la vida a miles de personas en México mediante el único puesto médico en 90.000 km2, así como con la distribución de alimentos y semillas. Que hayamos dado la oportunidad de educación en estos 10 años y escuelas a más de 110.000 niños…

No es de interés que con otros sacerdotes hayamos tenido que socorrer la crisis humanitaria de cerca de 15.000 personas en los acuartelamientos de la guerrilla, después de su rendición, porque no llegaban los alimentos del Gobierno y la ONU. No es noticia que un sacerdote de 75 años, el P. Roberto, por las noches recorra las ciudad de Luanda curando a los chicos de la calle, llevándolos a una casa de acogida, para que se desintoxiquen de la gasolina, que alfabeticen cientos de presos; que otros sacerdotes, como P. Stefano, tengan casas de pasaje para los chicos que son golpeados, maltratados y hasta violentados y buscan un refugio.

Tampoco que Fray Maiato con sus 80 años, pase casa por casa confortando los enfermos y desesperados. No es noticia que más de 60.000 de los 400.000 sacerdotes, y religiosos hayan dejado su tierra y su familia para servir a sus hermanos en una leprosería, en hospitales, campos de refugiados, orfanatos para niños acusados de hechiceros o huérfanos de padres que fallecieron con Sida, en escuelas para los más pobres, en centros de formación profesional, en centros de atención a seropositivos… o sobretodo, en parroquias y misiones dando motivaciones a la gente para vivir y amar.

No es noticia que mi amigo, el P. Marcos Aurelio, por salvar a unos jóvenes durante la guerra en Angola, los haya transportado de Kalulo a Dondo y volviendo a su misión haya sido ametrallado en el camino; que el hermano Francisco, con cinco señoras catequistas, por ir a ayudar a las áreas rurales más recónditas hayan muerto en un accidente en la calle; que decenas de misioneros en Angola hayan muerto por falta de socorro sanitario, por una simple malaria; que otros hayan saltado por los aires, a causa de una mina, visitando a su gente. En el cementerio de Kalulo están las tumbas de los primeros sacerdotes que llegaron a la región… Ninguno pasa los 40 años.

No es noticia acompañar la vida de un Sacerdote “normal” en su día a día, en sus dificultades y alegrías consumiendo sin ruido su vida a favor de la comunidad que sirve.

La verdad es que no procuramos ser noticia, sino simplemente llevar la Buena Noticia, esa noticia que sin ruido comenzó en la noche de Pascua. Hace más ruido un árbol que cae que un bosque que crece.

No pretendo hacer una apología de la Iglesia y de los sacerdotes. El sacerdote no es ni un héroe ni un neurótico. Es un simple hombre, que con su humanidad busca seguir a Jesús y servir sus hermanos. Hay miserias, pobrezas y fragilidades como en cada ser humano; y también belleza y bondad como en cada criatura…

Insistir en forma obsesionada y persecutoria en un tema perdiendo la visión de conjunto crea verdaderamente caricaturas ofensivas del sacerdocio católico en la cual me siento ofendido.

Sólo le pido amigo periodista, busque la Verdad, el Bien y la Belleza.

Eso lo hará noble en su profesión.

En Cristo,

P. Martín Lasarte sdb

“Mi pasado Señor, lo confio a tu Misericordia; Mi presente a tu Amor; Mi futuro a tu Providencia”


¡Viva la vida!

15 marzo 2011

Estimado lectores de “Diario de un Católico”:

Si Dios así lo permite… el día de hoy, mientras ustedes leen esta entrada en mi blog, yo estaré en el hospital recibiendo en mis brazos a mi tercer hijo.

Aunque esta entrada está programada con anterioridad, puedo asegurar que en el momento en que mi pequeña (es niña) vea el mundo por primera vez su papá (o sea yo) estará experimentando los siguientes sentimientos:

Gratitud con Dios por permitirme ser padre una vez más.

Felicidad por poder aportar una razón de santidad más al mundo.

Euforia por haber presenciado un nuevo milagro.

Emoción por el futuro que está por venir.

Angustia por querer ofrecerle todo el mundo a mi hija y no poderlo hacer.

Tranquilidad de saber que no estoy solo en mi labor de padre.

Fe de que todo, absolutamente todo lo que sucede en el mundo, está en el plan perfecto de Dios.

 

Bienvenida al mundo mi pequeña Camila!!!!


¡¡¡Voy a ser papá!!!

10 agosto 2010

¡Por tercera vez, voy a ser papá de nuevo!

Nada me produce más felicidad que saber que voy a unirme a la celebración de la vida permitiendo que Dios haga su voluntad en mi familia.

Hace unos cuantos día mi esposa y yo nos enteramos que nuestras oraciones habían sido escuchadas y por fin habíamos logrado concebir a nuestro tercer hijo, el cual ya se encuentra creciendo en el vientre de su hermosa madre.

En cada uno de mis hijos, veo la esperanza de que este mundo puede ser mejor por que ellos están aquí. Es impresionante como un padre se puede sentir orgullosos de tres pequeños seres (mi hija mayor apenas cumple 5 años) que aun teniendo todo un camino por recorrer, tienen ya mi voto de confianza en que sabrán llegar al cielo de regreso con su creador.

Por mi parte rezo para que Dios me enseñe día a día a ser un buen padre, rezo por mis hijos para que Dios les comunique su voluntad a lo largo de su vida, rezo por su madre para que nos siga poniendo el ejemplo del amor incondicional. En conclusión, rezo por mi familia para que sea un testimonio del Reino de Dios en la tierra.

A mi hijo recién concebido, quien seguramente ya también recibió la noticia de su próxima incorporación a nuestra familia, le digo: “Bienvenido al mundo”


Obama con el Papa

10 julio 2009

Ahora que recién concluye la visita del presidente Barack Obama al Vaticano en donde se entrevistó con el Papa Benedicto XVI las noticias empezarán a emitir un sin fin de opiniones de manera inmediata(Como es habitual).

Yo me centro en un detalle muy particular…

Según dice la nota de la agencia Reuters que se publica en la versión online del periódico Reforma, cuando concluyó la audiencia entre los dos jefes de estado, el Papa le obsequió al presidente norteamericano dos libros: “Una copia en cuero blanco de la primer encíclica social  del pontífice publicada el martes pasado (Caritas in veritate)  asi como un documento de la Congregación para la Doctrina de la Fe “Dignitas personae” sobre los problemas de la bioética en donde se reitera el rechazo de la Iglesia al aborto y a la investigación con células madre.” 

¿Un regalo para el mero cumplimiento del protocolo? No lo creo.

El hecho de que Barack Obama haya recibido de manos de nuestro líder de la Iglesia este último documento no es algo sin fundamento, ya que es justamente la posición pro despenalizadora del aborto del mandatario estadounidense la que le aleja del principio de defensa de la vida que ha promulgado una y otra vez religión.

Así, la entrega de estos documentos de parte de Benedicto XVI a Obama me recordó mi época de estudiante universitario en donde algún profesor me recomendó acudir a consultar un libro bajo la premisa de “jovencito… nadie ama lo que no conoce”.


A %d blogueros les gusta esto: