Las humanidades

5 noviembre 2014

¿Recuerdan cuando estábamos en la escuela que se nos insistía de sobre manera en que nos abocáramos al estudio de las humanidades?

Nuestras clases en dichas materias seguro estaban llenas de datos históricos, casos de ética, lenguas antiguas y un montón de pinturas y textos clásicos.

Hoy, varios años después de que egresamos de la escuela, volteamos a recordar dichas asignaturas y parece estas tuvieron un papel simplemente anecdótico en nuestro haber académico. Si, seguro ya no recordamos las fechas del examen de historia, ni las definición del término axiología de la clase de valores (Si a mi me aplicaran un examen en estas fechas seguro no podría recordar ni tres datos seguidos).

Sin embargo, no podemos pensar que eso fue todo con las humanidades ¿Que acaso el haber estudiado ciencias humanas no tuvo una aplicación práctica en nuestras vidas? ¿Todo fueron bonitas teorías?

Y aquí es donde entro yo…

Llevo años dedicado al estudio de las ciencias humanas y su aplicación a la vida profesional.

Como consultor de personas y directores de empresas, puedo asegurar que, de entre todas las disciplinas que pude haber estudiado en mi vida (un MBA incluido) las artes humanísticas son las que más relación tienen con los resultados buenos o malos que sucede en toda organización (comercial o no).

Sabemos que…

Las metas son logradas por personasLos planes son ejecutados por personas

Se diseñan productos y servicios por y para personas

Los directores son personas

En una oficina se trabaja con personas

La habilidad directiva por excelencia es el gobierno de personas

En una empresa… ¡todo es personas!

 Así, cuando en la escuela nos hicieron hincapié en que estudiáramos y nos formáramos en humanidades, no se trataba de hacernos saber más de historia, arte o filosofía, sino de aprender a leer y entender a quien nos habría de acompañar en nuestro trabajo y hogar por el resto de nuestras vidas: otros seres humanos.

Nada puede ser más práctico y aplicativo que el estudio del hombre y su hacer en el mundo.

Les invito a que desempolven sus cuadernos de secundaria y preparatoria y les vuelvan a echar un ojo a la luz de lo que les acabo de decir. Se darán cuenta que son un compendio rico en contenido para ser usado en favor de quien quiere saber más sobre el elemento más relevante de cualquier ámbito: el factor humano.

Anuncios

Vocación

25 julio 2012

Si alguno de ustedes me ha regalado el enorme favor de acompañarme en este proyecto desde hace tiempo, sabrá que existe un tema que me causa especial inquietud… El tema de la vocación.

Y es que personalmente he sabido lo que es sufrir una crisis vocacional severa que me ha llevado continuamente a querer replantearme lo que debo hacer en la vida.

He leído libros sobre vocación (pocos verdaderamente reveladores), he navegado obsesivamente en internet para buscar alguna fuente que me pueda dar pistas de por donde investigar, he preguntado a personas sobre el tema, he sido testigo de casos de éxito y de no tanto, en fin… “Vocación” es una de esas palabritas que cada vez que la escucho me patea el intelecto y me pone a tratar de escuchar y aprender todo lo que pueda.

Es más…

A tal nivel es mi interés por el tema que he  sondeado la posibilidad de ingresar a estudiar un Doctorado en Humanidades con el único propósito de ver si puedo descubrir algo revelador en la materia.(Si, soy un nerd… lo se y me encanta)

De principio me gustaría compartirles algunas inquietudes que, en forma de pregunta, han rondado mi cabeza una y otra vez desde hace muchos años y a las cuales he tratado de dar respuesta sin llegar a ninguna conclusión definitiva.

Me encantaría poder conocer sus opiniones al respecto…

¿Existe una vocación como tal en el ser humano?

¿Existe un llamado que, por sobre otros, debamos de escuchar y atender de manera apremiante?

¿Es la vocación una cuestión divina (un llamado de Dios) o es una necesidad meramente humana?

De ser así…

¿Existe una manera o metodología concreta para poder encontrar la propia vocación?

¿Qué debería de hacer nuestro sistema educativo para poder promover más el encuentro de la vocación en nuestro jóvenes?

¿Que tan relevante puede ser trabajar en un tema así para la humanidad?

 

Me encantaría poder tener comentarios y aportaciones de parte de ustedes estimados lectores. ¿Cómo les ha ido con relación a su vocación?


A %d blogueros les gusta esto: