10 frases para motivar tu fe

26 febrero 2015

Les comparto 10 frases que pueden servir para levantar el ánimo de nuestra fe.

La mayoría de ellas me las he ido encontrando en distintas redes sociales y las he ido coleccionando.

Aunque son frases hermosas, me es importante recalcar que estoy convencido que la fe no necesariamente implica sentir algo bonito sobre Dios, pues no siempre el estado de ánimo está un un punto alto y a favor de lo divino, sino más bien, tener fe significa poseer una firme convicción de la existencia del Ser supremo.

Aún así debo reconocer que cada vez que leo estas frases mi estado emocional suele serenarse y alegrarse pues me hacen recordar que nada de lo que me suceda en la vida es ajeno a la voluntad de Dios.

Aquí 10 de mis frases favoritas:

“La fe no hace que las cosas sean fáciles, hace que sean posibles” (San Lucas)

“Si dejas todo en las manos de Dios, podrás comenzar a ver la mano de Dios en todo” (Anónimo)

“Cuando pases por momento difíciles y no escuches a Dios, recuerda que durante el examen el maestro siempre guarda silencio” (Anónimo)

“Donde sea que Dios te haya plantado ¡Florece!” (Anónimo)

“El diablo conoce tu nombre pero te llama por tu pecado. Dios conoce tu pecado pero te llama por tu nombre” (Anónimo)

“Reza, pero no dejes de remar hacia la orilla” (Anónimo)

“Vive tu vida de tal forma que provoques que los demás quieran conocer a Cristo” (Anónimo)

“Dios no elige a los capacitados, más bien capacita a los elegidos” (Anónimo)

“Dios a veces nos mete en las aguas turbulentas no para ahogarnos, sino para limpiarnos” (Anónimo)

“Yo se lo que quiero, pero Dios sabe lo que necesito” (Anónimo)


Así lo dijo Juan Pablo II “El grande”

5 agosto 2011

Leer a Juan Pablo II, escucharlo o simplemente haber tenido la oportunidad de admirarlo por un instante habría bastado para no dejar de admirarse de la maravillosa mente y el espíritu tan sólido y fuerte que su persona reflejaba.

A mi parecer, después de la propia predicación de Jesús,  las cartas de San Pablo y los dictado teológicos de San Agustín, no existe otro esfuerzo de evangelización universal en el mundo como el que nos legó Juan Pablo II durante su papado.

Leerlo es como volver estudiar el catecismo de la iglesia Católica por primera vez, es como volver a enamorarnos de los fundamentos de nuestra fe.

Así, aquí un pequeño homenaje a algunas de las frases de quien fuera una fuente riquísima de inspiración católica en el mundo, Juan Pablo II, el Grande y a quien muchos creyente le debemos la orientación para encontrar a Dios en nuestras vidas.

“La peor prisión es un corazón cerrado”

“Amar es lo contrario de utilizar”

“En realidad, todas las cosas, todos los acontecimientos, para quien sabe leerlos con profundidad, encierran un mensaje que, en definitiva, remite a Dios”

“Que nadie se haga ilusiones de que la simple ausencia de guerra, aun siendo tan deseada, sea sinónimo de una paz verdadera. No hay verdadera paz sino viene acompañada de equidad , verdad, justicia, y solidaridad”

“La familia está llamada a ser templo, o sea, casa de oración: una oración sencilla, llena de esfuerzo y ternura. Una oración que se hace vida, para que toda la vida se convierta en oración”

“La familia es base de la sociedad y el lugar donde las personas aprenden por vez primera los valores que les guían durante toda su vida”

“¡La iglesia de hoy no necesita cristianos a tiempo parcial, sino cristianos de una sola pieza”

“Dios no es un ser indiferente y lejano, por lo que no estamos abandonados a nosotros mismos”

“El artista vive una relación peculiar con la belleza. En un sentido muy real puede decirse que la belleza es la vocación a la que el creador le llama con el don del talento artístico”

“El desarrollo es el nuevo nombre de la paz”

“El hombre es esencialmente un ser social; con mayor razón , se puede decir que es n ser familiar”

“El respeto a la vida es el fundamento de cualquier otro derecho”

“Hasta que quienes ocupan puestos de responsabilidad no acepten cuestionarse con valentía su modo de administrar el poder y de procurar el bienestar de sus pueblos, será difícil imaginar que se pueda progresar verdaderamente hacia la paz”

“La espiral de la violencia solo la frena el milagro del perdón”

“La iglesia es la caricia del amor de Dios al mundo”

“Si nos alejamos de Dios, ¿quien nos garantiza que algún día un poder humano no reivindique de nuevo el derecho a decidir qué vida humana vale y cual no?”

“El hombre es la medida de las cosas, pero Dios es la medida del hombre”


Ya se acerca la beatificación de Juan Pablo II

28 abril 2011

El próximo domingo estaremos presenciando un suceso histórico… ¡Juan Pablo II será Beatificado por el Papa Benedicto XVI en Roma!

En casi todos los países del mundo se transmitirá vía televisiva esta ceremonia y podremos acompañar virtualmente a quienes se darán cita ese día en la plaza de San Pedro para alabar este suceso.

Aquí en Mexico la ceremonia se transmitirá a las 3:00 am y desde luego que pienso desvelarme para verla. (De cualquier forma tendré que estar despierto a esa hora para darle de comer a mi pequeña de mes y medio de nacida)

Aprovechando esta temática, aquí les comparto algunos gritos y cánticos que los mexicanos utilizábamos para vitorear la presencia de Juan Pablo II las calles en las  varias veces que visitó nuestro país:

¡Juan Pablo, hermano, ya eres Mexicano!

(Este grito fue respondido por Juan Pablo II en su discurso final en su cuarta visita a México cuando, cuando al finalizar el mismo comentó “Hoy, ustedes pueden decirme… ya eres un Papa mexicano“)

¡Juan Pablo II… te quiere todo el mundo!

(Expresión bastante clara y universal. Era la que más se escuchaba en las calles)

¡Juan Pablo II… te vi solo un segundo!

(Esta cómica expresión la gritaban quienes en las calles apenas y podían ver al Papa pasar en su automovil de manera rápida y momentánea, a pesar de haber esperado y acampado varias horas para poder verlo de esta manera)

De la misma manera, Juan Pablo II nos regaló en cada visita, frases que se han quedado en el corazón de todos los mexicanos. Frases que hoy recordamos con mucho cariño:

¡México Siempre Fiel! (Escuchar al Juan Pablo II decir estas palabras es lo más emblemático que podemos tener de su confianza en nuestro país)

¡México sabe cantar… México sabe bailar… pero sobre todo México sabe gritar! (Tras escuchar esta frase el atrio de la Basílica de Guadalupe  explotó en alegría y júbilo con los cerca un millón de personas que se congregaban ese día)

¡México…yo estaré con ustedes, todos los día, hasta el final del mundo! (Haciendo alusión al mismo mensaje que Cristo le dejó a sus apóstoles hace 2000 antes de morir)

¡Me voy, pero no me voy. Pues aunque me voy, de corazón me quedo! (Frase de despedida en su quinta visita a nuestro país…¡La última vez que lo vimos!)

¡Juan Pablo II… beatificado! (Personalmente no puedo estar más feliz)


A %d blogueros les gusta esto: