Tu Facebook espiritual

9 abril 2013

Alguien me estaba haciendo ver la siguiente reflexión:

“Solemos tener abierto todo el día, en nuestros teléfonos y en nuestras computadoras, el Facebook para revisar a cada instante si tenemos algún mensaje nuevo que debamos de revisar. Sin embargo, la Bliblia que está llena de mensajes nuevos y relevantes para nosotros, apenas y la solemos revisar una que otra vez…”

Caray, que cierto es esto.

Pareciera que hoy en día es imposible vivir sin el móvil pegado a uno pues la vida social se nos revela ahí, vía el teléfono, el Facebook, el Twitter o cualquier otra aplicación que nos mantenga en “onda” con el mundo.

Sin embargo, nada de lo que ahí se escriba y suceda podría ser tan relevante para nuestra vida como lo que de hecho ya está dicho y revelado a través del “dispositivo” espiritual más valioso: la palabra de Dios.

Me encantaría que las personas pusieran el mismo interés para cargar en su bolso o mochila un evangelio y un rosario, como si lo suelen hacer con sus móviles.

¿No sería genial escuchar frases así como…

“¡Detén el coche mi vida! He olvidado mi Rosario en casa…regresemos por el”
“¿Alguien sabe en dónde quedó mi Biblia? La dejé aquí hace apenas unos momentos…?”
“¿Papá me prestas tu evangelio para usarlo un poco?”?

Poniéndolo en un lenguaje moderno podría decirse que la Biblia es la “aplicación” por la que Dios nos contacta más, al igual que el Facebook, esta vía de comunicación sólo funciona sí nosotros la mantenemos abierta permanentemente.


Cuando los ángeles te sostienen

7 junio 2011

Ayer publiqué en mi Facebook la siguiente frase y tuvo una reacción bastante positiva por parte de mis amigos:

“Cuando tienes ángeles que te sostienen… Nada te puede salir mal”

Los católicos creemos que el mundo está lleno de ángeles que nos ayudan a los hombres a velar por la construcción de nuestra santidad. Esos ángeles, algunas veces, pueden tomar la forma de nuestros seres queridos, amistades o incluso desconocidos que por alguna razón se cruzan en nuestro camino en un día cualquiera para ayudarnos en alguna situación en particular.

Pero también podemos hablar de los ángeles reales, esos seres espirituales y divinos que se intercalan entre el cielo y la tierra “legionando” la voluntad de Dios, a quien le sirven y aman a plenitud.

Los ángeles son seres que Dios creó para ayudarle a proteger la santidad en el mundo. Dice la tradición que son seres espiritualmente bellos y armónicos. Aman al hombre al igual que Dios le ama y se desviven por cuidar la vida de gracia de su alma.

Por eso, cuando el demonio nos acecha, ellos salen a defender nuestra causa, pero siempre respetando la misma libertad que Dios nos concedió.

Se dice que cada uno de nosotros tiene un ángel de la guarda que nos acompaña en cada momento, e incluso se pueden llegar a escuchar comentarios de quien dice que será justamente él, nuestro ángel, quien primero nos reciba después de morir…

En fin, mucho podríamos decir de lo que son los ángeles, pero lo que me parece significativo sobre el tema es el saber que en nuestra búsqueda por el bien y la verdad no estamos solos. Dios ha dispuesto que tengamos ayuda espiritual en nuestro camino de regreso a Él.


A %d blogueros les gusta esto: