El cardenal Jorge Mario…

20 marzo 2013

Les comparto un par de vídeos de quien ahora es nuestro Papa Francisco cuando realizaba labor evangelizadora en su natal Argentina.

Si hay algo que me encanta de su manera de hablar es la paz y tranquilidad que transmite con su tono de  voz suave y  pausado. Fue de lo primero que noté en sus primeras palabras como Papa.

En este primer video medita con los jóvenes que participan un retiro espiritual sobre la madre de Dios. Su reflexión sobre María como la mujer que “está” es particularmente hermosa. Noten la tranquilidad y pausa con la que se dirige a su público.

En este segundo video el cardenal Bergoglio nos comparte una hermosa reflexión sobre el milagro y la maravilla de la eucaristía. A diferencia del video anterior en este video notamos a un Jorge Mario mucho más enfático en su tono. Pongan especial atención a la manera como el cardenal mira amorosamente a la cámara cuando habla.

Si hay algo que desde el primer momento notamos de nuestro nuevo Papa es su gran capacidad de comunicación y oratoria.

Anuncios

DxD (edición especial)

20 octubre 2010

Quiero contarles un secreto.

Si han sido más o menos constantes en el seguimiento de mi blog (lo cual les agradezco de sobremanera), se habrán dado cuenta que tengo un especial interés en el tema del matrimonio. Incluso publico periódicamente ciertos consejos para hacer detalles que mantengan renovado el amor en la pareja. En la sección que he titulado como DxD (Detalle x Día) comparto detalles y regalos creativos que he llevado a cabo para enamorar a mi esposa todos los días.

Pues bien… eso esta muy bien. Reconozco que me gusta ser detallista con mi esposa y eso es parte de lo que nos mantiene a ella y a mi enamorados e ilusionados todos los días, pero aún falta por compartirles el DxD que en mi matrimonio hizo la diferencia. Uno que puso los cimientos definitivos de lo que hoy mi esposa y yo somos como pareja.

Debo empezar diciendo que este DxD no lo hice yo, sino más bien mi esposa y la considero como una de las más grandes muestras de fe y amor hacia mi.

Se los platico…

Cuando faltaban escasos dos meses para casarnos, y tras un largo noviazgo de 7 años, mi esposa decidió que tenia que ofrecerle a Dios un detalle muy significativo en agradecimiento de habernos ayudado a perseverar juntos tanto tiempo. Así que un día me dijo:

“Voy a ofrecer 30 días de comunión seguidos por nuestro futuro matrimonio”

Esto me lo comunicó por vía telefónica pues, por razones de trabajo, yo me encontraba viviendo fuera de la ciudad.

“¿En serio?” Le contesté yo “¿Y crees poder lograrlo?”

“Pues por lo menos lo voy a intentar…” Me argumentó.

Así, sin más preparación espiritual que la de querer hacer algo por Dios, comenzó a comulgar día tras día.

Su gran capacidad de lucha y fortaleza interior la llevaron a cumplir poco a poco la misión. Todos los días mi niña, aún siendo estudiante de universidad, buscó maneras de acudir a misa para recibir a Cristo en la Eucaristía. Fue constante y siempre estuvo al pie del altar durante 29 días hasta que llegó el día 30 y… la promesa se tambaleó.

Por alguna razón que no recuerdo, ese día en particular le resultó imposible asistir a misa y para cuando por fin se desocupó de sus labores ya era muy noche como para alcanzar a cumplir su promesa del último día de comunión.

Eran como las 10 de la noche y ya todas las Iglesias se encontraban cerradas… “¡Todas las iglesias, más no todos los sacerdotes!” pensó para sí.

Así que se dirigió a la casa de un sacerdote para tratar de pedirle que le ayudara a cumplir con su promesa. Tocó la puerta y pidió hablar con el padre.

Un par de minutos después este se presentó en la puerta y le preguntó:

“¿En que puedo ayudarte?”

“Padre… debo comulgar el día de hoy” dijo mi esposa

“Pero ya hemos concluido las celebraciones de hoy” le comentó el sacerdote “Seguramente mañana en misa de primera hora podrás comulgar”.

“Tiene que ser hoy” replicó quien entonces era mi novia. “Es una promesa que le hice a Dios por la perseverancia de mi futuro matrimonio”

Conmovido y visiblemente emocionado por la insistencia enjundiosa de una joven por recibir a Jesús en la hostia, el sacerdote aceptó dirigirse nuevamente a la Iglesia, abrirla solo para ella y impartirle la comunión.

Mi esposa me comenta que incluso le permitió quedarse un tiempo para orar de rodillas frente a la imagen de la Virgen de Guadalupe después de haber recibido la sagrada eucaristía.

“Es un gusto ver tu alegría por recibir a Cristo” le dijo el sacerdote a ella mientras se despedía.

“Mi matrimonio se lo agradecerá eternamente” concluyó quien entonces era mi generosa novia.

Así sucedió aquella noche en la que mi ahora esposa cumplió su compromiso de comulgar durante 30 días seguidos en favor de nuestro futuro matrimonio.

Les aseguro que ella y yo hacemos muchas cosas el uno por el otro para intentar construir un hermoso matrimonio. Pero lo que ella logró con esas 30 comuniones cumplidas es lo que verdaderamente cimentó nuestra fortaleza actual. Lo se.

Nunca nadie había ofrecido explícitamente por mi 30 comuniones seguidas y se lo estaré eternamente agradecido. Yo podré desvivirme en detalles constantes, ser creativo y hacer locuras por ella, pero lo que mi novia ofreció aquella vez por su futuro esposo y por nuestro futuro es, lo que en definitiva, nos sostiene hoy en día.

En verdad, un DxD en el que involucren a Jesús es el más maravilloso detalle que le pueden ofrecer a su pareja.

P.D. La Iglesia en la que recibió esa comunión número 30 aquella noche, es la misma en la que unos meses después, ella y yo comulgamos como esposo y esposa por primer vez… la misma Iglesia de nuestra boda.


Una nueva forma de rezar

2 septiembre 2010

Desde hace un par de meses estoy implementando una nueva manera de rezar durante la comunión en la misa…

Habitualmente la gente suele levantarse inmediatamente de sus asientos en cuanto el sacerdote se dirige al lugar destinado para impartir la comunión y una vez que la han recibido se dirigen de nueva cuenta a su lugar y empiezan a rezar. Así suele ser normalmente.

Lo que yo he empezado a hacer es lo siguiente…. en cuanto el sacerdote empieza a impartir la comunión, yo me pongo de rodillas y empiezo a rezar inmediatamente, aún sin haber comulgado. Durante este momento aprovecho para yo dialogar con Dios. Normalmente le agradezco las bendiciones de la semana y le pido ayuda por las necesidades que Él mismo ya conoce en mi corazón.

Tengo el tiempo suficiente pues la fila de la gente que está por recibir la comunión suele tardarse algunos minutos en fluir.

Una vez que he terminado de dialogar con Jesús, entonces si, me levanto y me dirijo a comulgar…

¿Dejo de rezar después de comulgar? Desde luego que no. Pero ahora, con Dios en mi interior lo que hago es callar. Ya no soy yo el que hablo. Mi rezo, para después de haber recibido la eucaristía, es en completo silencio. Ahora se trata de que sea el Maestro quien hable, ya no el alumno.

Este nuevo sistema de dividir mi oración antes y después de la comunión me ha resultado gratificante pues, además de que puedo dedicar más tiempo a la acción de la dialogar con Dios, también he encontrado que con el silencio Dios puede actuar mejor en mi durante esos momentos de reflexión.

En fin… espero que este tip les pueda ayudar a incrementar y mejorar su comunicación con el mejor amigo del alma: Jesús.


Jueves Santo

1 abril 2010

Hoy es jueves santo y los católicos conmemoramos que en este día, tres días antes de la resurrección de nuestro Señor Jesucristo, Él mismo instituyó en la última cena el sacramento de la Eucaristía y el sacerdocio.

Qué mejor que unas cuantas imágenes que nos ayuden a vivir más de cerca lo que hoy recordamos:


Milagro eucarístico

18 agosto 2009

Hoy un amigo me presentó este video que me ha dejado muy emocionado… Se trata de un testimonial claro y contundente de la presencia de Jesús en la eucaristía.

¡Les quiero pedir de favor que lo compartan con todos sus conocidos!


Google y la fe

28 julio 2009

Si uno busca en  Google los siguientes términos se obtendrán los siguientes resultados en sus versiones en español y en inglés:

“Dios” resultados encontrados 75,300,000   /      “God” resultados encontrados 471,000,000

“Cristo” resultados encontrados 35,900,000 / “Christ” resultados encontrados 130,000,000

“Iglesia Católica” resultados encontrados 12,700,000 / “Catholic Church” resultados encontrados 64,700,000

“Virgen María” resultados encontrados 7,830,000 / “Virgin Mary” resultados encontrados 9,700,000

“Cristianismo” resultados encontrados 6,280,000 / “Christianism” resultados encontrados 1,360,000

“Eucaristía” resultados encontrados 2,300,000 / “Eucharist” 3,860,000

“Benedicto XVI” resultados encontrados 1,660,000 / “Benedict XVI” resultados encontrados 6,170,000

Ahora, si lo que hacemos es buscar por religiones, encontramos que:

“Cristianismo” resultados encontrados 6,280,000

“Budismo” resultados encontrados 1,800,000

“Judaísmo” resultados encontrados 1,710,000

“Islamismo” resultados encontrados 1,700,000…

Sin embargo vale la pena mencionar que si en lugar de buscar “Islamismo” buscamos “Islam” los resultados cambian drásticamente ya que encontraremos que hay… ¡127,000,000 de sitios relacionados con el tema!. Sólo por debajo de “God” y “Christ” en nuestra lista de comparación.

¿Qué reflexiones obtengo de este pequeño ejercicio? Esencialmente los siguientes puntos:

1.- El término “God” al ser el que más entradas genera, nos revela que existe un gran interés en la red por hablar y comentar acerca de él. Independientemente de la religión por la que se le busque.

2.- La religión Islámica es la que más propuestas en la red tiene (como ideología).

3.- Hoy más que nunca me hace sentido el llamado de nuestro líder, el Papa Benedicto XVI, a los católicos del mundo a usar los medios electrónicos para evangelizar.

¡Vamos católicos¡ ¿Qué esperamos para lograr ser la religión numero uno en el Internet?  Hablemos de Cristo en la red.


A %d blogueros les gusta esto: