¡¡¡Diario de un Católico llega a las 600 publicaciones!!!

10 diciembre 2012

dibujoscoloreadosdepastelesdecumpleanos

Estimado lectores:

Por este conducto (no se me ocurre otro) les quiero agradecer que me hayan acompañado durante estos años de escritura y promoción de la fe católica.

Seiscientas publicaciones se pueden decir fácil, más lo que hay detrás de cada una habla de la verdadera voluntad de Dios por mantener este proyecto andando… ( mi perseverancia se ha puesto a prueba cientos de veces)

No puedo más que darle gracias a Dios por cada palabra que me ha inspirado escribir y por cada tema que ha querido que aborde por este medio. Les juro que en la mayoría de los casos escribo conforme voy viviendo y meditando los temas en mi mente y me imagino que es Dios quien los inserta por alguna razón en mi dura cabeza.

Así, espero que lo que aquí les he venido compartiendo haya podido colaborara al desarrollo y crecimiento de su propia fe pues,  en lo personal, Diario de un Católico ha logrado en mi lo que ningún otro ejercicio espiritual ha podido provocar: mantener vivas mis ganas de hablar de Dios.

Gracias a todos los lectores que han leído y comentado mis publicaciones (incluso para mostrarme su desacuerdo con algunas de ellas), pues es gracias a que ellos me dedican un poco de su tiempo que yo renuevo fuerzas para seguir escribiendo.

Mis queridos compañeros de fe… ¡Vamos por otras 600 publicaciones!

Anuncios

Mejorar mi ortografía…

18 octubre 2011

No puedo decir que mi ortografía es mala… (eso creo). Pero tampoco puedo argumentar que es excelente (nadie es perfecto…¿Ok?)

Hace un par de días reparaba en la idea de que los procesadores de texto computarizados no nos han ayudado mucho a los seres humanos en este ámbito.

Si bien todos los programas de escritura vienen equipados con correctores ortográficos integrados por omisión, yo he decidido desactivar esta función de mi máquina.

¿Por qué?

Por que estos provocan que las personas se confíen de sus escritos, suprimiendo la vieja y clásica actividad de revisar” los documentos que se escriben. (Vale la pena decir que yo leo hasta tres veces cada publicación de este blog)

El revisar y corroborar lo que se escribe, es una actividad clave en el proceso de aprendizaje de la ortografía.

Así que ahora que ya no cuento con la ayuda de la famosa “línea roja” que me avisaba de mis torpezas ortográficas, me estaré viendo en la necesidad de poner más atención a lo que escribo y el cómo lo escribo.

Por lo mismo, y en comprensión a esta iniciativa personal de caracter formativa, pido de antemano mi más atenta disculpa si llego a escribir alguna palabra de forma “desproporcionalmente” inaceptable como “Havia una vez…” o “Grazias a Dios…”.


¿Por qué será?

17 octubre 2011

A lo largo de mi vida he creado y experimentado con varios blogs de muchos otros temas.

He escrito blogs sobre “creatividad e innovacion”…
He escrito blogs sobre “orientación vocacional”…
He escrito blogs sobre “generación de ideas”…
He escrito blogs sobre “dirección de empresas”…

¡Todos han fracazado rotundamente!

E único que ha logrado despegar ha sido este, Diario de un Católico (según las estadísticas de WordPress, en promedio se contabilizan 5,000 visitas al mes)

Pareciera que este blog tiene algo de especial que mis otros proyectos no tuvieron. Es como si esta iniciativa estuviera bien cimentada desde el origen, desde la idea.

Y cómo no habría de estarlo, si el concepto principal gira en torno a la idea más simple pero poderosa de todas: Dios.

Me encanta creer en Dios, me encanta hablar y escribir de Él. Creo que esa es la causa del éxito de este blog…

Desde luego que tambien les agradezco a quienes todos los dias se toman un poco de su tiempo para leer y comentar mis publicaciones. Por ustedes, queridos lectores, en verdad trato de hacer mi mejor esfuerzo todos los dias, no solo escribiendo, sino tambien viviéndo lo que predico en cada publicación.

Así que aquí seguiremos… Al pie de la letra de este proyecto, que nunca ha sido mio, sino de Jesucrito, quien me patrocina y me motiva a continuar.

¡Gracias Dios! ¡Gracias a ti querido lector!


Oración sobre el acto de amor…

12 julio 2011

Famosa es esta hermosísima oración atribuida al poeta Fray Miguel de Guevara (1558-1646) que me encontré pintada en las paredes de una iglesia.

Creo que es uno de los sonetos más ricos en contenido que podemos encontrar en la literatura religiosa.

No me mueve mi Dios para quererte
el cielo que me tienes prometido,
ni me mueve el infierno tan temido
para dejar por eso de ofenderte.
 
Tú me mueves Señor;
muéveme el verte clavado en una cruz y escarnecido;
muéveme el ver tu cuerpo tan herido,
muéveme tus afrentas y tu muerte.
Muéveme, en fin, tu amor de tal manera,
que aunque no hubiera cielo, yo te amara,
y aunque no hubiera infierno te temiera.
No tienes que darme por que te quiera,
porque aunque cuanto espero no esperara,
lo mismo que te quiero te quisiera.
Escribir de esta manera para Dios es trascender con el alma… ¿no lo creen?

Silencio espiritual

17 junio 2010

¿Alguna vez te has sentido un poco bajo en tu inspiración espiritual? Pues para alguien que tiene un blog en el que habla de fe esto resulta francamente aterrador.

Así es mi caso en estos momentos…

Haber estado en casa obligadamente por una lesión en mi tobillo, en teoría me iba a dar mucho tiempo para poder pensar y escribir sobre lo que más me gusta hablar: mi fe. Pero por alguna razón estoy más seco de inspiración que un desierto en verano…

Tal vez esto es consecuencia de no poder estar en mismo ritmo al que estoy acostumbrado y eso, más que inspirarme, me bloquea mentalmente.

Hay muchas cosas sobre las que pudiera escribir hoy, pero prefiero aprovechar este espacio para hacerles ver que no todo el tiempo uno está en la cima del alma. Es válido detenerse un poco y sentirse bajo de capacidad. Soy un ser humano que se cae miles de veces, tal vez millones, en el camino y esto, más que deprimirme, me hace ser más consciente de lo que siempre he sido, soy y seguiré siendo: un simple ser humano.

Así que hoy me pondré a leer más que a escribir. Ustedes disculparán, pero escuchar es igual o más importante que escribir.

Dios,  hoy no tengo muchas palabras. ¿Será que hoy prefieres mejor que me dedique a verte más que a dialogarte?

No hay problema, con una imagen tuya en mi mente, mi alma se sentirá tranquila.


A %d blogueros les gusta esto: