Lo juro por Dios (X)

26 febrero 2013

Me da gusto saber que no estoy dejando de perder peso. La báscula esta semana ha indicado 105 kg lo que me indica una pérdida de aproximadamente 30 gramos de la semana pasada…. (poco avance)

Si algo he aprendido en esta experiencia es el arte de rectificar y aprender sobre la marcha.

Ya me aproximo al primer tercio de este proyecto y aunque los resultados no han sido del todo optimistas, no pierdo el ánimo de saber que estoy poco a poco descubriendo qué cosas si funcionan y cuales no.

Durante las primeras semanas pensé que usando mi propio criterio para regular  las comidas podría perder un kilo por semana, más me veo en la necesidad de hacer más estricto dicha autorregulación.

Mi investigación me llevó a entender que dicha regulación alimentaria debe de obedecer una regla muy simple: equilibrio calórico. Es decir, no basta que yo consuma alimentos que yo crea que son sanos para bajar de peso, sino que estos deben de contribuir equilibradamente a un desgaste adecuado de calorías.

Ya entendí que la clave está en las calorías consumidas y gastadas durante el día y que el control de las mismas es el elemento más relevante de una dieta efectiva.

Por lo mismo, esta semana voy a limitarme a una dieta de 1500 calorías por día (no había estado contándolas).

Todo esto significa que voy a tomar medidas completamente estrictas sobre lo que consumo en cada momento, ya que ahora si necesito acelerar el proceso de pérdida de peso.

Si quiero llegar a mi objetivo debo de recuperar el tiempo que me demoró mi propia curva de aprendizaje.

Con respecto al ejercicio ya llevo una semana en la que he realizado, sin falta, una rutina bastante completa.

Ahora si, ejercicio y nutrición sumamente controlada.

¡Seguimos informando!


A %d blogueros les gusta esto: