Lo juro por Dios (VIII)

14 febrero 2013

Ha llegado la cuaresma y con ella el tiempos de reflexión y arrepentimiento personal.

Para los católicos los próximos 40 días representan un periodo en que nos sumergimos en el interior de nuestras almas y meditamos sobre nuestros pecados y la fortaleza espiritual para evitarlos en el futuro.

Para hacer esto, la Iglesia nos propone que utilicemos el ayuno y la abstinencia como medio de templanza espiritual. Recordemos que Jesús utilizó dichas herramientas al ser llevado al desierto por el Espíritu Santo para preparar su alma previo al inicio de su vida pública.

Pues bien, como parte del proyecto de transformación personal que he emprendido desde hace un tiempo en el que he realizado a Dios la promesa de perder peso, voy a aprovechar esta cuaresma para, además de seguir la vigilia guardando los días de ayuno y reflexión, también ofrecer un sacrificio personal adicional.

Como parte de mi plan nutricional he estado intentando controlar mi ingesta calórica, por lo que no me he preocupado mucho por controlar los refrescos de dieta (una caloría), más en estos 40 días voy a ofrecerle a Dios no ingerir ninguna bebida gaseosa.

Algunos podrían pensar que es una ofrenda simple y vana, pero dado que estas bebidas me han acompañado durante toda mi vida, dejarlas me implicará hacer un gran esfuerzo personal y es justo eso lo que quiero lograr.

Mi intensión al ofrecer no tomar sodas, no es tanto seguir contribuyendo a mi pérdida de peso (la cual ya empiezo a notar en mi ropa), sino la de recordarme en cada abstención de los mismos que estoy viviendo un tiempo de renuncia y expiación.

La cuaresma es un perfecto momento para ofrecer sacrificios personales a Dios pues, un vez que esta termine, Él estará ofreciendo el mayor sacrificio por la humanidad: su propia vida.


Miércoles de ceniza

10 marzo 2011

Ayer fue miércoles de ceniza…

Yo atendí con mi familia a recibir la señal de la cruz a la Iglesia que está enfrente de mi casa. Las calles de enfrente del templo fueron cerradas pues es costumbre en nuestro país (y me imagino que en mucho otros países también) que en este día se instalen a las afueras de las Iglesias pequeñas ferias (juegos mecánicos) y puestos de comida que sirven para congregar a los asistentes a la celebración del inicio de la Cuaresma. Todo esto con el objetivo de proponer una amena convivencia familiar.

Pero como sea que cada parroquia decida celebrar este día, lo importante es recordar que la Cuaresma nos lleva a meditar que el alma y el cuerpo deben de entrar en una etapa de preparación para vivir la Semana Santa (40 días de preparación espiritual)

En especial a mi me resulta más fácil asumir compromisos (físicos y espirituales) durante estos 40 días que en el año nuevo. La imagen de Jesús en el desierto me ayuda mucho a querer imitarle sobreponiéndome a las tentaciones del cuerpo y del espíritu.

Así que antes que nada, ayer aproveché para confesarme pues tener el alma tranquila y limpia es indispensable para poder dominar los retos del cuerpo.

Les invito a que ofrezcan de todo corazón a Dios su arrepentimiento sincero por los pecados cometidos y sobre todo una sincera intención por buscar la santidad día a día.


Misionar en Semana Santa

26 febrero 2010

Si me preguntaran cual ha sido una de las experiencias más increíbles de mi vida sin duda alguna contestaría: Ir de Misiones.

No puedo explicarles exactamente lo que significó para mi vivir la experiencia de ser misionero y llevar el mensaje de paz y amor a los rincones más olvidados de mi país.

Ir de misiones en Semana Santa es uno de los medios que más recomiendo para vivir a plenitud la cuaresma católica. Predicando el amor, es como se aprende a amar. No hay de otra. Cristo nos mandó a llevar el evangelio por todo el mundo y eso es justamente lo que se hace en las Misiones.

Es, en estas Misiones, en donde he visto los casos de conversión más impresionantes de toda mi vida. Personas que no creían comienzan a creer, jóvenes que no encontraban la respuesta de la vida logran ver la luz, señoritas que dudaban encuentran certidumbre, todo por que dijeron: Si voy.

¿Quieren ir? ¿Se animan a intentarlo? ¿Quieren vivir a plenitud la Semana más importante del año católico? Los invito de conocer la experiencia formativa y espiritual más esperanzadora del mundo… Predicar el amor.

Ven de misiones (Click para entrar)


Esta cuaresma

25 febrero 2010

Es de todos sabido que la Cuaresma representa para el católico el periodo más importante del año. En estos días, los seguidores de Cristo nos contraemos hacia el interior de nuestro corazón y lo analizamos desde la mirada del  Maestro quien, en pocos días, entrada la Semana Santa, nos dará la lección de amor más grande que los ojos de la historia jamás hayan podido presenciar.

¿Verdaderamente quieres aprender a amar? Acércate al mensaje que Dios tiene preparado para ti en Cuaresma.

Esta es la época ideal para…

Recordar que somos llamados a seguir los pasos de Jesucristo…

Recordar que somos llamados a seguir los pasos de Jesucristo en el prójimo…

Recordad que somos llamados a seguir los pasos de Jesucristo en el prójimo preparando nuestro cuerpo…

Recordad que somos llamados a seguir los pasos de Jesucristo en el prójimo preparando nuestro cuerpo y preparando nuestro corazón…

Recordad que somos llamados a seguir los pasos de Jesucristo en el prójimo preparando nuestro cuerpo y preparando nuestro corazón para amar al límite.

Pausa en el camino… (click para entrar)


A %d blogueros les gusta esto: