La única cosa que importa

26 abril 2013

Estoy leyendo un libro que me ha gustado de sobremanera.

Lleva como título “The one thing” (La única cosa) y pertenece al autor Gary Keller.

El concepto general de este texto radica en invitar al lector a hacerse la siguiente pregunta:

¿Cuál es esa única y sola cosa que, de hacerse excelentemente bien, haría que todo lo demás fuera innecesario o más fácil de hacer?

A través de esta simple pero poderosa pregunta, el autor quiere exponer la clave de la efectividad profesional y personal: el enfoque.

Enfocares en realizar lo relevante y no sólo lo deseable es la clave del éxito. Esto implica hacer un repaso de nuestra jornada diaria para descubrir si en verdad estamos trabajando productivamente.

Es muy fácil dejarse llevar por un sin fin de ocupaciones que se nos presentan a cada instante pero no todas de ellas agregan el mismo valor a la luz de nuestro objetivó final.

En mi labor de Coach de vida y profesional, entender este concepto es de suma importancia ya que gran parte de mi labor es ayudar a mis clientes a enfocar sus esfuerzos en los asuntos relevantes, sobre todo si son los responsables últimos de un proyecto o empresa.

En la figura del liderazgo de Jesús podemos notar esta habilidad para concentrar su energía en actividades que era relevantes para su misión final: oración, enseñanza, caridad.

Perú de todas, me parece que la oración es la más relevante de todas. Si tuviéramos que escoger una sola actividad que fuera predictiva del éxito de Cristo, sin duda yo me quedaría con esa, la vida de oración.

Así, si tuviera que responder a la pregunta que me plantea el libro acerca de cual debería de ser esa única cosa que, haciéndola, todo lo demás resultaría más fácil o innecesario en la vida de un católico, sin duda alguna escogería la oración.

La oración es el elemento relevante de la santidad.

¿O qué piensan ustedes?


Jesús CEO

14 diciembre 2012

Estoy leyendo un libro que no deja de patear una y otra vez mi intelecto.

Se trata de “Jesús CEO” (se podría traducir como “Jesús el Director General”) y  habla sobre el liderazgo que Él ejerció en su paso por la tierra. La autora es Laurie Beth Jones quien lo escribió con la intención de compartir ciertas meditaciones de por que Jesucristo es la fuente perfecta de liderazgo a imitar.

No es un libro complicado ni difícil de leer, al contrario, cada capítulo está concentrado en dos o tres páginas que analizan diversos elementos del liderazgo de Jesús de una manera muy concreta y ejemplar.

El libro llegó a mi pues un tío me prestó material para poder perfeccionar mi habilidad de “coaching” (soy formador de talento de profesión) y entre dicho material estaba este libro. Cuando me lo entregó me dijo: “Este libro es especial y diferente, léelo con calma” y así lo he estado haciendo.

Definitivamente no pretendería resumir en un post toda la riqueza que he encontrado de este texto, más bastará con decir que a raíz de haber tenido contacto con él, he decidido dar un giro importante a mi labor profesional y tratar de promover más a Dios, en su versión de Jesús, como pilar fundamental del éxito profesional y organizacional.

Ya desde hace tiempo venía sintiendo una inquietud muy fuerte por tratar de meter más a Dios en mi labor profesional y creo que el haberme hecho de este texto me da el pretexto suficiente para dar un paso más firme en este sentido.

Si… ¡creo que ahora seré mucho más descaradamente católico que antes!


A %d blogueros les gusta esto: