Mi oración predilecta

7 septiembre 2009

Navegando por el sitio web de un amigo encontré este testimonio que explica el por qué de su proyecto personal. Vale la pena leerlo como muestra de que Dios está en todos lados:

“Al tomar un taxi en la ciudad de México noté que el taxista traía prácticamente una capilla ambulante en su automóvil. Tampoco faltaban varios rosarios colgados del espejo. Mis padres desde niño me inculcaron rezar el Rosario todos los días y ese día que tomé el taxi no traía las cuentas del rosario conmigo y le pedí al chofer que me prestara uno de los suyos, el señor un poco extrañado, accedió. Al punto de iniciar a rezarlo, le pregunté al taxista si quería rezarlo conmigo. Aún más extrañado, accedió y lo empezamos a rezar. Un poco antes de llegar a mi destino terminamos de rezarlo y el chofer emocionado, comenzó a llorar. Le pregunté el motivo y me dijo que la Virgen lo había escuchado pues un problema personal que tenía lo había resuelto mientras rezábamos el Rosario. ¿Cuántas horas pasa cada día conduciendo su carro? le pregunté. Cuando respondió que de 10 a 12 horas al día lo invité a que lo rezara todos los días pues sólo le lleva 20 minutos rezarlo y todos los días podría encontrar un momento de paz en medio del tráfico. El respondió que no sabía rezarlo. Cuando le platiqué esta historia a un buen amigo, fabricante de discos compactos, se dio a la tarea de hacer una guía del Rosario en CD. Así es como surgió esta iniciativa que al momento le ha servido al menos a 100,000 personas a rezar el Rosario tanto en México como en todo el mundo. De esta historia nació “Mi Oración Predilecta A.C.”

No quisiera explicarles mucho sobre el la propuesta de este sitio web sino más bien invitarles a que visiten la página y consideren adquirir la herramienta que nos ofrece y así colaborar en la difusión del rezo del santo rosario.

Pueden conocer más en “mioracionpredilecta.org”


A %d blogueros les gusta esto: