The Catholic Way

26 septiembre 2011

Hace un par de años, mientras exponía cierta reflexión ante un foro de académicos y directivos universitarios se me ocurrió utilizar el término “The Catholic way” (Al estilo Católico).

Dicho concepto vino a colación pues trataba de explicar el fundamento que distingue la educación en las universidades de inspiración cristiana.

En concreto tratábamos de profundizar  el por qué la Iglesia Católica habría de preocuparse por formar universitarios. También se discutía el por qué las universidades fundadas o inspiradas por la Iglesia Católica, deberían de “promoverse” como tales, como universidades católicas (sin tapujos).

Existe a nivel global un movimiento social bastante fuerte por tratar de promover la “educación laica” en todo el mundo. Se argumenta que la educación debe de estar exenta de toda orientación ideológica (como si el laicísmo no fuera una orientación en sí mismo). Este movimiento ejerce presión particular sobre las universidades cuya propuesta formativa tiene como origen algún fundamento religioso.

Y fue en este contexto que se me ocurrió decir:

“Si… desde luego que las universidades de inspiración católicas deben de promoverse como tales. El mundo debe de conocer que existe el“Catholic way” en la educación, es decir… una manera de educar y formar líderes al estilo católico

Tras mi comentario varias personas dibujaron una sonrisa en su rostro. Pareciera que el concepto del “Catholic Way” les había resultado algo ingenioso.

Al terminar el foro en que dialogábamos sobre estos asuntos, uno de los participantes del mismo se acercó a mi y me dijo.. “Me agrada.. me agrada esa idea”.

Así fue que surgió en mi la inquietud de profundizar un poco más en lo que podría significar “The Catholic Way”, y llegué a la conclusión que es un término que bien podría usarse para describir la perspectiva católica de ver el mundo, o lo que es lo mismo, una manera de explicar “cómo Jesús, el fundador de nuestra Iglesia, quiere que nos acerquemos a cada ámbito de nuestras vidas imitando la manera en cómo él lo haría”.

Así, “The Catholic way” surge como una iniciativa de un servidor para tratar de explicar el mundo a la luz de los ojos de los seguidores de Cristo.

¿Cómo ve Cristo la educación?

¿Cómo ve Cristo la empresa?

¿Cómo ve Cristo la política?

¿Cómo ve Cristo la familia?

¿Cómo ve Cristo el liderazgo?

En resumen…

¿Cómo poder entender la vida y la sociedad en la que nos desempeñamos através de los ojos de Jesús?

De eso trata el “Catholic Way” de ponernos en la perspectiva de Jesús para mirar al mundo. De verlo como Él lo ve.

Pero y podríamos preguntarnos… ¿cuales son los principios del Catholic Way?

Mañana hablaremos de ellos…


Fotografías que ayudan…

27 mayo 2011

Laura es una fotografa profesional que ha tomado una decisión de vida:

“Voy a ayudar al prójimo a través de lo que más me gusta hacer… tomar fotos”

Así, habiendo aclarado esta idea en su mente, puso manos a la obra.

Se organizó para pedir la ayuda de amistades y familiares y conseguir que le prestaran cámaras digitales.

Una vez que consiguió algunas… se dirigió a un centro de rehabilitación infantil (niños y jóvenes de la calle) y les ofreció de manera completamente gratuita un curso de fotografía.

“La intensión del curso” comenta Laura “es que los niños aprendan a captar la belleza de mundo por medio de la práctica fotográfica. Estos pequeños y jóvenes han crecido con la idea de que el mundo es un lugar deplorable en el que no se puede otra cosa más que sobrevivir. A mi me parece que si les doy una oportunidad de probarse a ellos mismos lo contrario, los resultados pueden ser fascinantes”

Así fue que Laura dio inicio a su primer curso de fotografía con orientación al prójimo… (Ella tiene una maestría en Responsabilidad Social).

“Los resultados fueron maravillosos” me comentó.

“Los niños pusieron atención a toda la teoría fotográfica como jamás me lo hubiera imaginado. Además, cuando salimos a las calles a tomar fotografías, ellos asumieron la actividad con la mayor seriedad del mundo. Las fotos fueron maravillosas, dignas de alguien que se quiere tomar esta actividad muy a fondo. Además, en la retroalimentación que hicimos de sus fotos tomadas, me pude percatar de la enorme sensibilidad que estos chicos tienen… El problema es que nunca se les prestan los medios para demostrarlo”

Fruto de esta experiencia, Laura ya consiguió que le permitan exponer las fotos de sus alumnos en algún espacio público de la ciudad para demostrar los maravillosos resultados obtenidos… Pronto habrá noticias al respecto.

Laura es un ejemplo de lo que yo suelo llamar… “The Catholic Way” (El modo católico) que expresa  lo que significa tomarse la actividad profesional y personal  completamente orientada a hacer una diferencia positiva en el mundo ayudando a los demás. ¡Eso es ser católico!

El católico… independientemente de si va a Misa o no, sabe que el cielo se gana haciendo algo por alguien más. Y eso es el centro de  toda la ideología de Jesus y su Iglesia… Ama a tu prójimo como a ti mismo.

Para conocer más sobre el trabajo de Laura y su especialización como fotógrafa social pueden visitar su sitio de internet.


“The Catholic way”

12 febrero 2011

The Catholic way es una sección que busca ofrecerle al mundo testimonios de gente (creyentes o no)  que vivifica en carne propia el amor más puro y verdadero. Ese amor que nuestra Iglesia Católica promueve día con día. Católico es quien decide vivir el amor hasta su máxima expresión.

Si conoces algún testimonio de amor que merezca ser compartido te invitamos a compartirlo con nuestros lectores enviándonos un correo.

 

Regina es una pequeñita que nació el pasado mes de noviembre en la ciudad de México.

A los tres días de su presencia en este mundo le realizaron un eco-cardiograma y le detectaron Hipoplasia Ventricular Izquierda (HVI), una condición cardiaca que afecta a uno de cada 600,000 niños que nacen.

Dicha enfermedad pone a sus padres a elegir entre una de dos opciones: someterla a un trasplante de corazón o intentar una serie de operaciones de mucho riesgo en distintas etapas de su infancia, comenzando con la primera y más riesgosa de todas: la operación de Norwood.

En México, el 100% de los niños operados por esta enfermedad… mueren, por lo que los padres se ven en la obligación de trasladar a la recién nacida a la ciudad de Boston, Massachussets, en Estados Unidos, en donde el porcentaje de efectividad de dichas operaciones es más elevada (75%).

Dado el elevado costo de las tres operaciones, se ha producido un gran movimiento social en varias ciudades de México para recaudar fondos para apoyar la causa de Regina. Redes sociales, promoción de boca en boca, TV, radio, entre otros medios han servido para que los familiares de Regina puedan buscar la consecución de donativos.

A continuación el video que realizaron familiares de la pequeña, quienes se han entregado por completo a lograr el milagro que esta pequeña necesita:

Para mayores informes y posibles donaciones les dejo el link del sitio que se ha creado para promover la causa de Regina.

www.contodomicorazon.com


“The Catholic way” (nueva sección)

14 enero 2011

The Catholic way es una sección que busca ofrecerle al mundo testimonios de gente (creyentes o no)  que vivifica en carne propia el amor más puro y verdadero. Ese amor que nuestra Iglesia Católica promueve día con día. Católico es quien decide vivir el amor hasta su máxima expresión.

Si conoces algún testimonio de amor que merezca ser compartido te invitamos a compartirlo con nuestros lectores enviándonos un correo.

Ayer, al llegar a casa, mi esposa me comentó que viendo las noticias en TV, una en especial le impactó de sobremanera.

Debido a las enormes lluvias que se han presentado a lo largo del mundo en distintos países, muchas comunidades se han visto severamente afectadas por enormes torrenciales de agua que, a su paso, destruyen toda construcción que encuentran al paso.

A raiz de esto muchos grupos de rescatistas en el mundo (gubernamentales o no) han salido a las calles a tratar de salvar las vidas de miles de personas que quedan atrapadas en medio de inundaciones y deslaves de tierra mojada.

En este contexto, uno de estos rescatistas fue entrevistado en Brasil (según recuerda mi esposa) mientras contaba su experiencia bañado en lágrimas. Dicho testimonio versaba más o menos así:

” La lluvia inundó toda la calle  y el agua cada vez subía más. En medio de esta avenida, logré ver que dentro de un coche se encontraban atrapadas tres personas. La corriente de agua empezaba a empujar el coche amenazando con llevárselo en la corriente. Las tres personas gritaban suplicando auxilio.

Rápidamente  hicimos todo lo posible para tratar de llegar al coche y poder rescatar a estas víctimas del clima.

Después de mucho esfuerzo, logré llegar al coche y cuando estuve montado encima de este, me percaté rápidamente que quienes estaban en el interior del mismo eran una señora con su dos hijos, uno de aproximadamente 8 años y otro de unos 3.

Al abrir la puerta del coche, tomé al hermano mayor del brazo para sacarlo de inmediato, pero él, poniendo resistencia contra mi intento, me dijo: “A mi no… a mi mamá y a mi hermano primero”.

Yo le insistí en que teníamos que apresurarnos para no ser arrastrados con todo y coche por la corriente, pero él volvió a replicarme diciendo otra vez  “A mi no…. a mi mamá y a mi hermano primero”. Acto seguido empezó a moverse para ayudar a su hermano menor y a su mamá a salir del coche con mi ayuda.

Yo, resignado a obedecer su voluntad, logré sacar del interior de auto primeramente al hermano menor y luego a la mamá, pero cuando me disponía a rescatar al niño mayor, el coche perdió su posición y se derrumbó con la corriente. Así, habiendo rescatado solo a la mujer y al menor de los dos niños, los tres vimos con terror como el coche era volcado e inundado por la corriente de agua con el chico mayor dentro. No pudimos hacer nada por salvarlo a él.

Ahora que estoy en tierra firme, no puedo quitar de mi mente la mirada de ese chico que me insistía con tanta energía: “A mi no… primero a mi mamá y a mi hermano”. En verdad, nunca podré olvidar esa firme voluntad de quien sabía que preservar la vida de sus seres queridos era prioritario a hacerlo con la suya. Repito, nunca podré olvidar esa mirada”

¿Qué llevó a ese chico a dar prioridad de rescate a sus seres queridos por sobre él?

¿De donde surgió esa voluntad reacia por ofrecer su seguridad a cambio de la de su hermano y madre?

A estas cuestiones solo se puede responder de una manera: el amor es la clave.

No olvidemos que no hay amor más grande que quien da la vida por aquello que ama.


A %d blogueros les gusta esto: