Humo negro

13 marzo 2013

Hoy me levanto con la noticia de que en una segunda ronda de votación los cardenales reunidos en la capilla Sixtina aún no han decidido quien será nuestro nuevo Papa.

Muchos creen que en una tercer votación que se llevará a cabo en un par de horas más por fin se definirá el tan esperado nombramiento.

Yo estoy muy pero muy ansioso por conocer la histórica noticia.

¡Siga el Espíritu Santo acompañando el discernimiento del colegio cardenalicio!

 


Cónclave

11 marzo 2013

Mañana tendrá lugar el inicio del cónclave del que saldrá el  nombramiento del nuevo Papa en turno.

Nada garantiza que sea mañana mismo el día en que conozcamos el nombre del futuro sucesor del apóstol Pedro, pues este rito de elección puede durar tanto como sea necesario hasta que todos los cardenales junten en votación los votos necesarios para nombrar al nuevo Papa.

Los ojos del mundo, y por supuesto los de un servidor, estarán puestos en la chimenea que ha sido colocada ya en la cúpula de la capilla Sixtina. El humo blanco será la gran señal de que un nuevo Papa ha sido nombrado, y puedo apostar que desde ahora cientos de fieles ya empiezan a rondar la plaza de San Pedro en espera de ser testigos de la histórica presentación.

Es en momentos como estos en que los católicos del mundo debemos de unirnos en oración para pedirle a Dios que ilumine la voluntad de quienes tomarán tan importante decisión.

¡Señor, tú Iglesia y su futuro están, como siempre lo ha estado, en tus manos!

(¡Que emoción!)


El nombre del Papa

8 marzo 2013

La otra vez mi mente divagaba sobre la siguiente pregunta ociosa:

Si yo fuera elegido Papa (de hecho, cualquier bautizado católico podría ser elegido como tal).. ¿Que nombre elegiría?

No tengo muy cierto cuales son los criterios que suelen usar los cardenales para elegir un nombre al ser nombrados Papas, más me imagino que este podría ser el resultado de su admiración por algún santo en particular o por el especial significado etimológico que este nombre pueda tener para ellos. Incluso me parece que pueden simplemente utilizar la versión latinizada de su propio nombre.

El nombre Papal más utilizado a lo largo de la historia ha sido Juan (23 veces), seguido de Benedicto (16 veces) y Gregorio (también 16 veces).

Benedicto significa “bendecido” o lo que es lo mismo, “del que se habla bien”.

El mote de Juan Pablo II, nombre que eligió el cardenal Karol Wojtyla al ser nombrado Papa en 1978, fue escogido en homenaje a su predecesor, el Papa Juan Pablo I, quien falleció de manera repentina tras haber transcurrido apenas 33 días de su pontificado.

Ahora bien, regresando a mi pregunta ociosa inicial… ¿Que nombre elegiría yo si fuere elegido Papa?

Mis amigos me suelen apodar “Pastor”, por lo que tal vez elegiría ese mote para ejemplificar el deber que dicho cargo conlleva.

Ahora bien, si me fuera por el lado de algún santo o figura de la Iglesia que me resultara significativa seguramente optaría por ser “Juan Pablo III”, pues como ya lo he mencionado en publicaciones anteriores, Juan Pablo II fue y sigue siendo una gran inspiración en mi vida espiritual.

Ahora que si optara por simplemente seguir usando mi nombre en latín tendría que elegir un nombre del tipo Joseph o algo así.

En fin, este ejercicio que en mi persona resulta jocoso e inútil, en estos momentos tiene un gran valor en la mente de todos y cada uno de los cardenales que se encuentran deliberando en Roma. Si bien empezarán a surgir entre ellos de manera natural candidatos más fuertes que otros para ocupar la silla del sucesor de Pedro, ninguno de hecho puede ser descartado de la voluntad de Dios que se hará presente por medio de la inspiración del Espíritu Santo el día de la elección del nuevo Papa.

Por lo mismo, si hay algo que me queda claro en estos momentos es que todos los cardenales ya tendrán en mente algún nombre con el que quisieran ser nombrados en caso de ser electos Papas, ese sobrenombre que, sea cual fuere, marcará la historia de nuestra Iglesia en el futuro de la humanidad.


A %d blogueros les gusta esto: