Las humanidades

¿Recuerdan cuando estábamos en la escuela que se nos insistía de sobre manera en que nos abocáramos al estudio de las humanidades?

Nuestras clases en dichas materias seguro estaban llenas de datos históricos, casos de ética, lenguas antiguas y un montón de pinturas y textos clásicos.

Hoy, varios años después de que egresamos de la escuela, volteamos a recordar dichas asignaturas y parece estas tuvieron un papel simplemente anecdótico en nuestro haber académico. Si, seguro ya no recordamos las fechas del examen de historia, ni las definición del término axiología de la clase de valores (Si a mi me aplicaran un examen en estas fechas seguro no podría recordar ni tres datos seguidos).

Sin embargo, no podemos pensar que eso fue todo con las humanidades ¿Que acaso el haber estudiado ciencias humanas no tuvo una aplicación práctica en nuestras vidas? ¿Todo fueron bonitas teorías?

Y aquí es donde entro yo…

Llevo años dedicado al estudio de las ciencias humanas y su aplicación a la vida profesional.

Como consultor de personas y directores de empresas, puedo asegurar que, de entre todas las disciplinas que pude haber estudiado en mi vida (un MBA incluido) las artes humanísticas son las que más relación tienen con los resultados buenos o malos que sucede en toda organización (comercial o no).

Sabemos que…

Las metas son logradas por personasLos planes son ejecutados por personas

Se diseñan productos y servicios por y para personas

Los directores son personas

En una oficina se trabaja con personas

La habilidad directiva por excelencia es el gobierno de personas

En una empresa… ¡todo es personas!

 Así, cuando en la escuela nos hicieron hincapié en que estudiáramos y nos formáramos en humanidades, no se trataba de hacernos saber más de historia, arte o filosofía, sino de aprender a leer y entender a quien nos habría de acompañar en nuestro trabajo y hogar por el resto de nuestras vidas: otros seres humanos.

Nada puede ser más práctico y aplicativo que el estudio del hombre y su hacer en el mundo.

Les invito a que desempolven sus cuadernos de secundaria y preparatoria y les vuelvan a echar un ojo a la luz de lo que les acabo de decir. Se darán cuenta que son un compendio rico en contenido para ser usado en favor de quien quiere saber más sobre el elemento más relevante de cualquier ámbito: el factor humano.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: