Lo juro por Dios (XIII)

Pues bien, después del torbellino mediático que significó la elección de nuestro nuevo y singularísimo Papa Francisco, los católicos regresamos a nuestro andar cotidiano.

Con referencia a este proyecto de salud en el que me enfrasqué hace varias semanas, el último resultado de la báscula ha arrojado que mi peso actual es de 102 Kg. Esto significa que sigo bajando de peso más parece que he reducido el ritmo.

Me he ido a comprar unos pantalones nuevos y estos han sido talla 38 (y pensar que llegué a ser 44).

Un evento emocionalmente complicado en mi vida ha provocado que me descontrolara por varios días, pues si bien sigo tomando mi licuado de proteica religiosamente todas las mañanas, durante el resto de la jornada he dejado de disciplinarme en cuanto a mis rutinas de ejercicio.

Afortunadamente las consecuencias de dicho descontrol no han sido catastróficas y aún puedo retomar el rumbo.

Como lo mencioné anteriormente, voy a considerar cambiar los términos de mi meta y no voy a tratar de lograr un peso en kilogramos en específico, sino más bien voy a tratar de lograr una talla de cintura adecuada.

Actualmente mi cintura mide 115.7 cm (¡Ops!) más la medida ideal en un hombre debe de rondar los 100 cm.

Por lo mismo me parece que si logro reducir mi cintura a por lo menos esos 100 cm habré logrado una gran meta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: