Confiésate (no esperes)

30 marzo 2013

Aquí un consejo extremadamente útil para lograr sostener una vida de gracia viva y estable:

Cuando cometas un pecado grave, confiésate lo más pronto posible.

Es decir, no dejes pasar mucho tiempo entre tu error y tu visita al sacramento de la confesión.

Esto tiene como objetivo dos puntos:

1) Restaurar tu confianza en ti mismo y en tu fe (eliminar la culpa)

2) Evitar que el pecado atraiga más pecado (evitar el efecto bola de nieve)

Cuando pecamos las consecuencias negativas de este actuar no suelen presentarse de manera inmediata, sino también en días o semanas posteriores al mismo, claro, sino hacemos algo al respecto por evitarlo.

¿Has sentido alguna vez la ligereza moral que se produce cuando te permites fallar por que previamente ya lo haz hecho?
¿Te has permitido pecar argumentando que una falta más es irrelevante?

Esto sucede pues el pecado suele atraer más pecado.

Por eso mi primer recomendación cuando se ha caído en un hoyo es, de hecho, dejar de cavar para evitar que el problema se vuelva mayor.

Ante el pecado, confiésate pronto, no dejes pasar ni un día sin recuperar la gracia de Dios.

Anuncios

Don Fernando

25 marzo 2013

Este fin de semana mi abuelo Fernando se nos fue al cielo.

Tras una larga agonía en la cual todos sus familiares estuvimos al su alrededor, el Señor decidió el pasado 23 de marzo que era momento de llamar a su gloria a quien fuera en vida un ejemplo notable de fortaleza y resistencia.

Mi abuelo siempre vivió con el temple militar tatuado en su carácter pues era capitán jubilado del ejercito mexicano y como tal aprendió que el servicio a la patria era el más alto honor.

Hombre extremadamente fuerte físicamente, vivió alejado de toda medicina tradicional pues argumentaba no confiar en los doctores. Y contrariamente a lo que podría pensarse su vida fue un testimonio de salud y longevidad.

Falleció a los 95 años y jamás le recuerdo con una gripe o calentura en su persona. Las dos únicas razones por las que acudió a un hospital en su vida tuvieron que ver con dolencias y heridas ya de por sí insoportables (una operación de vesícula y la fractura de una pierna), pero de ahí en fuera mi abuelo acostumbró a su propio cuerpo a resistir por sí mismo cualquier embate de dolor y enfermedad.

Hace un mes le ingresamos al hospital para que un doctor pudiera revisarle un nuevo tumor que le brotó en una mano, más él insistió en salirse y regresar a su casa, lugar donde quería pasar sus último días. Respetando su voluntad los doctores y sus familiares así lo hicimos. Ahí, aún con su cuerpo debilitado y gastado por la edad, pasó 11 días dándonos muestras de resistencia y lucidez sobre humanas… (Los doctores nos se explicaron cómo era posible que tuviera tal resistencia)

Así era él, fuerte y resistente ante la vida.

Cuenta mi mamá que en cierta ocasión mi abuelo se perdió un mes en la sierra cuando fue enviado a cumplir cierta consigna militar y cuando estaban a punto de darlo por perdido y muerto regresó sano y salvo a casa por sus propios medios.

Hombre fuerte, recio y firme para con su propia persona, con sus nietos fue todo lo contrario. Siempre lo recordaré como un ser simpático, platicador y muy complaciente. En mi caso, una vez llegó a echarse la culpa para encubrirme ante mi mamá pues con una pelota de fútbol rompí un cristal de su casa.

En lo que respecta a su fe mi abuelo se mostró fervoroso de la Virgen de Guadalupe, la cual siempre le acompañó en todo momento pues guardaba una imagen de ella debajo de su gorra militar (lo que publiqué anteriormente). De hecho él atribuyó a esta costumbre de fe el que en más de una ocasión la Virgen de Gaudalupe le hubiera salvado la vida en el ejercito. Cuenta que una vez se vio rodeado por una comunidad alebrestada en su contra y que cuando él se quitó la gorra para tratar de dialogar con ellos toda la gente se arrodillo al ver que tenía una imagen de la Virgen dentro de su gorra y le dejaron ir.

En fin, seguro que una vida de 95 años daría para publicar un blog y varios libros por sí mismos, más me gustaría tan solo decir que mi abuelo fue un gran hombre, servidor de su patria, su familia y su fe. Yo me llevó en mi corazón los gratos y riquísimo recuerdo de un hombre que me amó y me cuidó mucho y le agradezco a Dio que me haya permitido hacer lo mismo por él en sus últimos días de vida.

El capitán Fernando ya no está con nosotros, más mi corazón se encuentra tranquilo y en paz al saber que ahora su espíritu está en presencia del Creador y de su Virgencita amada.

¡Gracias abuelín, ya nos volveremos a encontrar en el cielo para volver a ver el fútbol juntos otra vez!

 


Lo juro por Dios (XIII)

21 marzo 2013

Pues bien, después del torbellino mediático que significó la elección de nuestro nuevo y singularísimo Papa Francisco, los católicos regresamos a nuestro andar cotidiano.

Con referencia a este proyecto de salud en el que me enfrasqué hace varias semanas, el último resultado de la báscula ha arrojado que mi peso actual es de 102 Kg. Esto significa que sigo bajando de peso más parece que he reducido el ritmo.

Me he ido a comprar unos pantalones nuevos y estos han sido talla 38 (y pensar que llegué a ser 44).

Un evento emocionalmente complicado en mi vida ha provocado que me descontrolara por varios días, pues si bien sigo tomando mi licuado de proteica religiosamente todas las mañanas, durante el resto de la jornada he dejado de disciplinarme en cuanto a mis rutinas de ejercicio.

Afortunadamente las consecuencias de dicho descontrol no han sido catastróficas y aún puedo retomar el rumbo.

Como lo mencioné anteriormente, voy a considerar cambiar los términos de mi meta y no voy a tratar de lograr un peso en kilogramos en específico, sino más bien voy a tratar de lograr una talla de cintura adecuada.

Actualmente mi cintura mide 115.7 cm (¡Ops!) más la medida ideal en un hombre debe de rondar los 100 cm.

Por lo mismo me parece que si logro reducir mi cintura a por lo menos esos 100 cm habré logrado una gran meta.


El cardenal Jorge Mario…

20 marzo 2013

Les comparto un par de vídeos de quien ahora es nuestro Papa Francisco cuando realizaba labor evangelizadora en su natal Argentina.

Si hay algo que me encanta de su manera de hablar es la paz y tranquilidad que transmite con su tono de  voz suave y  pausado. Fue de lo primero que noté en sus primeras palabras como Papa.

En este primer video medita con los jóvenes que participan un retiro espiritual sobre la madre de Dios. Su reflexión sobre María como la mujer que “está” es particularmente hermosa. Noten la tranquilidad y pausa con la que se dirige a su público.

En este segundo video el cardenal Bergoglio nos comparte una hermosa reflexión sobre el milagro y la maravilla de la eucaristía. A diferencia del video anterior en este video notamos a un Jorge Mario mucho más enfático en su tono. Pongan especial atención a la manera como el cardenal mira amorosamente a la cámara cuando habla.

Si hay algo que desde el primer momento notamos de nuestro nuevo Papa es su gran capacidad de comunicación y oratoria.


Primeras impresiones

14 marzo 2013

img_5140e1d2499faPues bien, la larga jornada de expectación llegó a su fin. El Papa Francisco es el nuevo obispo de Roma y todo el orbe se ha enterado a tiempo y con mucho detalle gracias al alcance de los medios sociales y de telecomunicación que nos permitieron presenciar tan histórico evento.

De la elección del arzobispo de Bueno Aires Jorge Mario Bergoglio como nuevo Papa me surgen las siguientes impresiones, a reserva de que mucho es aún lo que estará por conocerse de su persona y el estilo que le imprimirá a su pontificado:

1.- Un Papa argentino y, por su puesto, latinoamericano. Esto es lo que más llenó mi corazón de entusiasmo, pues me parece fenomenal que Roma se impregne de la frescura y calidez propia de los habitantes de la región más católica del planeta. Bien se suele decir que el futuro de la Iglesia depende en gran medida de América y su gran fe.

2.- Un Papa de nombre Francisco. Se especuló mucho de inmediato sobre la motivación del cardenal Jorge Mario para haber elegido como nombre Francisco (ya quedó claro que no deberá decirse Francisco I) y desde luego que corresponderá a él explicar dichas razones, más el argumento que más ha sonado es el que remite a San Francisco de Asís, sin duda uno de los santos más famosos y admirados de la Iglesia Católica. En su tiempo, la llegada de Francisco de Asís fue tomada por el Vaticano como una esperanza de redención para una Iglesia que atravesaba por momentos complejos y difusos. El tiempo se encargó de demostrar por medio de su vida y obra que así fue. Más también se dijo que el nombre podía obedecer a Francisco Xavier, cofundador de los Jesuitas, orden religiosa a la que pertenece el nuevo Papa, y que es considerado como uno de los grandes evangelizadores de Asia. Como sea, le comentaba a una amiga ayer por medio de Facebook que en todo caso parece que los Franciscos son muy buenos para la Iglesia.

3.- Un Papa de gran carisma. El primer discurso en el balcón de la catedral de San Pedro habla mucho del tipo de personalidad que tiene y tendrá todo nuevo Papa. Lo que noté ayer de parte de Francisco fue una conexión inmediata con la gente. Se atrevió a romper en diversas ocasiones con el supuesto protocolo al que nos tenían acostumbrados sus antecesores, para llevar a cabo acciones que le llevaron a conectarse de inmediato con los fieles que le acompañaban. Dar las buenas tardes, bromear sobre su origen lejano, pedir un momento de silencio en oración, salir vestido completamente de blanco, mencionar a su antecesor son detalles que nos cautivaron de inmediato

4.- Un Papa que inicia rezando. Cuando verdaderamente me terminó de emocionar nuestro nuevo Papa fue en el momento en que pide orar por el aún emérito obispo de Roma Benedicto XVI y, para hacerlo, utiliza las dos oraciones más importantes del rito católico, el Padre Nuestro y el Ave Maria. Me fascinó que el Papa empezara su pontificado confiando en el poder de la oración, actividad a la que de hecho estará dedicado de tiempo completo de ahora en adelante Benedicto XVI.

5.- Un Papa que busca la participación del pueblo. Bien podría decirse que la bendición de un Papa es la insignia más apreciada por un católico. Muchos son los fieles que, desde diversas partes del mundo, viajan a Roma simplemente para tener la oportunidad de recibir a la distancia la bendición directa de un pontífice. Más Francisco optó por darle más importancia a la bendición de la gente para él. Todos nos conmovimos cuando el nuevo Papa inclinó su cuerpo en silencio tras habernos solicitado a todos los católicos del mundo (presentes y en la distancia) que oráramos por él en primer lugar. En esos momentos yo cerré los ojos y estoy seguro me uní a millones de hermanos en Cristo que pedimos gracias especiales para su persona.

6.- Un Papa muy enigmático al que aprenderemos a conocer. Según lo que pude notar en los medios, los más sorprendidos por esta decisión fueron los mismos argentinos. Prácticamente en todas las estaciones que sintonicé durante las horas posteriores a que se diera a conocer la noticia del nombramiento del cardenal Bergoglio como nuevo Papa, se generaron enlaces inmediatos a corresponsales y periodistas de aquel país. Lo que más me llamó la atención es que en casi todos los casos los mismo entrevistados argentinos podían decir poco acerca de la persona del nuevo Papa. El argumento principal a esto era que siempre fue un cardenal que procuró mantener un “bajo” perfil durante su vida en Argentina.

7.- Un Papa austero y humilde. Por lo mismo, lo que si pudimos saber casi de inmediato es que el estilo de vida que llevaba en su país el ahora Papa Francisco, estaba enmarcado en la sencillez y la austeridad personal. Cuentan que como cardenal solía usar transporte público para moverse, que dormía en una residencia bastante austera y que incluso él se preparaba su propia comida. Todo esto contrastando con lo que podría pensarse de un jerarca de alto rango de la Iglesia. Esto viene a confirmar con más fuerza la tesis de su inspiración en la vida de San Francisco de Asis para elegir su nombre. Complementando esto, se sabe que el nuevo Papa Francisco al concluir el acto público en que fue presentado ayer, se rehusó a regresar a su nueva residencia en el vehículo especialmente preparado para el nuevo pontífice, en su lugar se unió a sus hermanos cardenales y tomó el mismo camión en que ellos lo hicieron.

8.- Un Papa firme guardián de la doctrina. Por todos los medios se escuchaba (y en algunos parecía que hasta se lamentaba) que el nuevo Papa fuera “conservador” y no “liberal” poniendo inmediatamente los temas del aborto y la homosexualidad sobre la mesa. Al respecto me gustó mucho la respuesta que ofreció  Valentina Alazraky, corresponsal en el Vaticano de la cadena mexicana Televisa, quien respondió así a un joven locutor de radio quien parecía desencantado por esta cuestión: “Jamás podríamos esperar que uno de los cardenales hubiera tenido en mente la opción de aprobar el aborto o los matrimonio entre las personas del mismo sexo. Quienes esperaban que esto sucediera por que un Papa supuestamente “liberal” llegara al Vaticano se nota que no entienden a la Iglesia Católica. La defensa de la vida desde la concepción y la institución del matrimonio concebida únicamente como la unión de un hombre y una mujer son valores fundamentales en la doctrina de la Iglesia. Si algo era obvio es que el nuevo Papa continuaría  defendiendo dichos principios”

9.- Un Papa que empieza a mostrar dotes de gobierno. En distintos momentos pudimos ver a Francisco dando indicaciones al personal que le acompañaba a un costado mientras él se presentaba públicamente en el balcón de la catedral de San Pedro. Con esto no quiero desde luego decir que ya es una muestra de liderazgo probado y buen gobierno, pero por lo menos podemos entrever que a pesar de estar viviendo un momento de mucho nerviosismo y exaltación interna, no se paraliza para pedir y organizar lo que sea oportuno. También suele suceder que la agenda de un Papa es, en cierto sentido, dictada por sus asesores quienes le van llevando de un lugar a otro según se va siguiendo un programa previamente diseñado, sin embargo el Papa Francisco de inmediato nos hizo saber que su primer actividad sería, por decisión propia,  visitar a la Virgen para encomendarse a su intercesión. Me queda claro que él dictará su propia agenda.

10.- Un Papa que causa mucha esperanza y emoción. Concluyo diciendo que el Papa Francisco comienza llenando nuestros corazones de mucha tranquilidad y esperanza. Esto lo digo considerando no solo los atributos personales que ya mencioné, sino también por el hecho de que su elevación como sucesor del apóstol Pedro viene inspirada por Dios y su Espíritu Santo y, si esto es así, nada tenemos que dudar o cuestionar.

Mi corazón está feliz y lleno de alegría pues hoy los católicos podemos estar seguros que la labor evangelizadora, a la que todos estamos llamados, tiene en la persona del Papa Francisco un gran pastor y guía.

¡Dios bendiga a Jorge Mario Bergoglio!

¡Dios bendiga a Francisco, nuevo obispo de Roma y líder de la Iglesia Católica!


Papa Francisco

13 marzo 2013

¡Nuestro nuevo Papa es latinoamericano! (No puedo estar más feliz y contento)

Gracias al pueblo hermano de Argentina que nos ha regalado al cardenal Jorge Mario Bergoglio para suceder Benedicto XVI.

Su nombre Francisco  me ha fascinado… (Me imagino que esto obedece a San Francisco de Asis)

Me encantaría que nuestros lectores de aquellas tierras nos puedan dar mayores referencias sobre nuestro nuevo líder.

Mientras tanto… ¡Bienvenido Francisco !


Humo blanco: Habemus Papam

13 marzo 2013

Hace apenas unos 10 minutos salió humo blanco de la chimenea más famosa y observada del planeta.

Ahora toca esperar para conocer el nombre de quien será nuestro líder de la Iglesia Católica.

 


A %d blogueros les gusta esto: