La encomienda de Jesucristo

La misión que Jesucristo nos envío fue a predicar el evangelio a todo el mundo, no a inscribir a su Iglesia al mayor número de personas posibles.

Lo anterior lo escribo pues he notado últimamente en algunos medios de comunicación ciertos comentarios sobre si la Iglesia, ahora que será guiada por un nuevo pontífice, debería de actualizar y liberalizar sus posturas de cara a ganar más fieles y adeptos o, visto desde una perspectiva más pesimista, dejar de perderlos.

Así como una verdad no se vuelve más o menos cierta por que más o menos personas la crean, una religión tampoco se vuelve más o menos creíble por que tenga muchos o pocos seguidores.

La misión última de un Papa no es atraer más adeptos a la Iglesia Católica, sino velar por la santidad de los fieles que le pertenecemos. Si para hacer esto debe de exigirnos moralidad y rectitud a la altura que los tiempos modernos lo piden, pues entonces que así sea. Si haciéndolo resulta que muchos se sienten inconformes e incómodos con estas exigencias y optan por cambiarse a una doctrina más cómoda, pues que así sea.

Vuelvo a repetir que la encomienda de Jesús hacia sus apóstoles fue la de “predicar la buena nueva” o lo que es lo mismo, la verdad que Él nos vino a revelar, más jamás quiso con esto decir que esta iba a ser perfectamente aceptada por todos quienes la escucharan.

Si en el extremo de los casos, la Iglesia Católica se viera reducida a solo un puñado de fieles que siguen la doctrina de Jesucristo, esto no le quitaría validez ni veracidad alguna. Si por el contrario, esta creciera doblando o triplicando su número de integrantes, tampoco sería indicio de que esta es mejor que otras.

Sabemos que la Iglesia Católica es la verdadera Iglesia de Dios por que Él así nos lo dijo, nada más. Si Dios nos dice que algo es verdad, entonces irrefutablemente lo es. Si el mundo lo cree o no es punto y aparte.

Dirigir una Iglesia no es un asunto de popularidad ni de carisma, sino de firmeza en el resguardo de los principios universales diseñados por Dios para el bien de la humanidad.

Anuncios

One Response to La encomienda de Jesucristo

  1. Tere dice:

    Totalmente de acuerdo contigo. Gracias por tan claras ideas y palabras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: