Lo juro por Dios VI

¡Primer revés!

Hoy me he subido a la báscula y encuentro que he ganado un kilo después de la última vez que me pesé.

No me puedo engañar a mi mismo pues se perfectamente en qué he fallado.

Podría dejar que el desánimo me aborde y, abandonar el proyecto (una vez más), pero no puedo hacerlo ya que le he prometido a Dios que conseguiré el objetivo y eso es lo que haré.

Lo de hoy tan solo demuestra que en el camino de todo proyecto, la perfección no es indispensable, tan solo el firme deseo de continuar aprendiendo y corrigiendo lo que sea necesario en el camino.

Un tropiezo que me hará querer mejorar, no claudicar.

De principio rectificaré mi dieta (cuidando mucho más mi ingesta calórica diaria), y planearé más estrictamente mis días de ejercicio.

¡Seguimos adelante!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: