La lotería celestial…

Imaginen la siguiente situación:

Estás sentado frente a tu escritorio de trabajo meditando sobre la infinidad de asuntos que tienes que resolver a lo largo del día, la semana e incluso el mes que se te viene a continuación.

Tareas, pendientes, compromisos y decenas de problemas ocupan tu mente y tu agenda.

De pronto, de manera misteriosa, el ordenador mediante el que trabajas se apaga súbitamente, las personas que te rodean desaparecen mágicamente y un silencio estricto llena tu alrededor. Desde luego que te sorprendes por lo que observas y comienzas a girar tu cabeza de un lado a otro en busca de pistas que te indiquen qué está sucediendo.

Tras un minuto de incertidumbre y quietud, una luz excesivamente brillante empieza a aparecer en lo alto de tu oficina, misma que se empieza a hacer cada vez más grande y brillante conforme se acerca a ti. No puedes más que observarla sorprendido y  el misterio que te provoca su aparición  te paraliza por completo. Es preciosa.

Después de un par de segundos la luz ha crecido tanto que su intensidad abarca toda el área y no te permite ver nada que no sea su energía.  Es intensa, más te empiezas a percatar que para nada es molesta. Extrañamente, a pesar de su fuerza, puedes mantener los ojos abiertos en dirección de su punto de origen. Tan solo quieres descubrir qué puede estar ocasionando dicha radiación.

Entonces, cuando la gran luz deja de crecer, pues ha llenado con su energía todo el ambiente, se escucha una dulce voz cuyo origen es difícil precisar. La voz te dice lo siguiente:

“Dios te ha bendecido y desea otorgarte cualquier cosa que tú le pidas… ¡Cualquiera!  Tan solo necesitas invocarlo y se te concederá…¿Qué necesitas?”

Habiendo escuchado dicho llamamiento logras entender que se te ha concedido una oportunidad divina y que eres un ser privilegiado en la faz de la tierra. Dios te ha elegido para darte un gran regalo, mismo que tan solo tiene que solicitar y …¡Listo! Será concedido de inmediato.

Llegado este punto tan solo restaría reflexionar:

¿Qué le pedirías a Dios?

Continuará…

Anuncios

3 Responses to La lotería celestial…

  1. Estrella dice:

    Qué buena reflexión ..¿qué le pediría..? es muy difícil situación! Habría que ver si el pedido es sólamente para mi, entonces estaría claro…pero eso sería ser ser egoísta, y pedir para los que conozco, una sola cosa, cuando..se necesita tanto !
    Si puedo pedir para quienes no conozco desearía que la misericordia infinita de Dios les concediera gozar del Cielo y perdonara todo… quedara todo borrado, como si no hubiera habido ningún error en nuestras vidas!!
    Bendiciones y abrazos en CRISTO al que esperamos!

  2. que si fuera posible , me contara en entre los elegidos, y me permitiera por siempre gozar de su Divina Presencia! junto a los que lo reconocen como el “Salvador”

  3. patricia dice:

    Paz y paciencia!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: