Ser el evangelio vivo

28 agosto 2012

Sin duda la frase que muestra esta imagen me cautivó.

Es una clara invitación a vivir el evangelio en primera persona.

Un católico siempre estará llamado a actuar de tal forma que cuando se encuentre con su prójimo, este pueda leer en su “ser” el mismísimo mensaje de Cristo.

Que mejor manera de acercar a alguien a las sagradas escrituras que por medio del vivo ejemplo de las mismas.

En su paso por este mundo, Jesús tan solo “hizo” sin necesidad de escribir absolutamente nada. Su puro actuar le valió para transformar la faz de la tierra.

Si un católico tiene como misión llevar almas al cielo, lo hará arrastrándolas con su ejemplo. No le busquemos más.


Virgen Peregrina

26 agosto 2012

¡Y que nos visita la Virgen Peregrina!

Mi hija regresó de su primer día de clases con una muy grata sorpresa entre manos. Resulta que fue elegida por su maestra para resguardar en familia por una semana la imagen de la Virgen Peregrina.

Mi esposa y yo nos pusimos muy contentos pues, quienes tenemos fe, creemos que más bien fue la Virgen quien nos eligió a nosotros para venerarla y adorarla directamente en casa.

La imagen de la virgen viene acompañada con un manual que invita a quienes son veladores de la misma por un tiempo, a estar al pendientes de ella y aprovechar su presencia para conectarse especialmente con Dios a través del rezo del rosario.

Se dice que quien tiene el honor de recibir a la Virgen en su casa tiene la fortuna de recibir muchas bendiciones especiales.

Para mi familia, esto empieza a ser así, pues el simple hecho de haber recibido la noticia nos da el augurio de que el ciclo escolar que recién empiezan nuestros hijos será de gran provecho.

Si alguno de ustedes está interesado en ser parte de este movimiento mundial les sugiero que visiten este sitio de internet para que puedan vivirlo en carne propia.


Oración por la familia

24 agosto 2012

Mi esposa y yo fuimos invitados a una reunión que organizó una institución financiera de gran renombre en nuestro país para reconocer y motivar a las familias de los colaboradores que trabajan en ella.

Le día comenzó con la celebración de una misa en una Iglesia cercana al corporativo del banco y posteriormente tuvimos la oportunidad de escuchar a un expositor quien nos habló sobre el tema de los valores en la familia.

Es muy interesante encontrarse con empresas de gran tamaño que fomentan el valor de la familia entre sus empleados de esta manera. Soy un ferviente convencido que el lugar de trabajo es de alguna manera la continuación de nuestra vida escolar. Lo que la empresa haga por formar a sus empleados, tendrá igual o mayor impacto en ellos que lo que tuvo en su momento la escuela.

A continuación les quiero compartir una hermosa oración que nos repartieron a los asistentes de dicho evento al iniciar la celebración eucarística y que sirvió para que quienes acudimos a ese evento la rezáramos en conjunto.

Oración por la familia

“Señor, que quisiste que tu hijo naciera y creciera en una familia, te pedimos que bendigas el amor e los esposos y su fruto: los hijos.

Que descubran la alegría de aceptarse, comprenderse y perdonarse. Que puedan superar los momentos difíciles que les toquen vivir desde el amor, la fe, la esperanza, la comprensión y la alegría. 

Ayúdanos a trabajar para que tengan pan las familias con hambre, techo las desamparadas, salud física y espiritual las enfermas, alegría las tristes y tranquilidad las que sufren.

Que cada familia siga el ejemplo de la familia de Nazaret, sea un santuario de vida donde cada uno encuentra la vocación a la que ha sido llamado y juntos construyan tu Reino de verdad, de justicia y de paz.”

 


Películas que alimentan el espíritu…

20 agosto 2012

Desde hace tiempo que he querido escribir esta publicación y por fin me he dado el tiempo de hacerlo.

Se trata de un esfuerzo de compartirles un listado de 25 películas que, al verlas, nutren el espíritu. Lo hacen principalmente por la riquísima carga de valores que sus historias nos ofrecen.

Son películas que bien podrían servirle a cualquier persona que pretenda aportar a la formación de hijos, alumnos, amigos en el desarrollo de sus virtudes humanas.

Desde luego que muchas otras películas podrían mencionarse aquí, pero he preferido remitirme sólo a algunas que me vienen a la mente y que yo mismo ya he visto.

Espero que les sea de utilidad:

(El orden en que las menciono no tiene importancia particular alguna)

1.- “La vida el bella” (La Vita e bella)  Sin duda una oda al amor fraternal. (ver trailer)

2.- “Duelo de Titanes” (Here come the titans) Forjando el carácter de nuestro jóvenes (ver trailer)

3.- “Hombres de honor” (Men of honor) El poder de un vocación (ver trailer)

4.- “A prueba de fuego” (Fireproof)  Por que la defensa de un matrimonio lo vale todo (ver trailer)

5.- “La misión” (The Mission) Para recordar las bases heroicas que construyen nuestra fe (ver trailer)

6.- “La sociedad de los poetas muertos” (Dead Poets society) para quienes son formadores de vocación (ver trailer)

7.- “Siempre a tu lado” (Hachiko: a dog´s story)  el valor de la amistad y la lealtad (ver trailer)

8.- “Cadena de favores” (Pay it Forward) cómo una sola persona puede cambiar al mundo (ver trailer)

9.- “Rudy” el poder de un sueño (ver trailer)

10.- “Un sueño posible”  (The blind side) Cuando alguien cree en ti, eres capaz de todo (ver trailer)

11.- “La decisión más difícil” (My sister´s keeper) para valorar la vida al entender la muerte (ver trailer)

12.- “El gran regalo” (The Ultimate gift) sobre lo que verdaderamente educa y madura a nuestra juventud (ver trailer)

13.-  “Historias cruzadas” (The help) Luchando por los derechos humanos (ver trailer)

14.-  “Amistad” (The amistad) Sobre la abolición de la esclavitud (ver trailer)

15.- “Corazón Valiente” (Braveheart) Cuando la libertad de un país mueve el alma de su gente (ver trailer)

16.- “La lista de Schindler” (The Schindler´s list) Valores en medio del holocausto (ver trailer)

17.- “Elsa y Fred” Demostrando que la felicidad y el amor no tienen edad (ver trailer)

18.- “Cristiada” Recordando a los mártires que edificaron la fe católica en México (ver trailer)

19.- “El hombre elefante” (The elefnt man) un clásico que nos lleva a revalorar el verdadero amor (ver trailer)

20.- “Pena de muerte” (Death man walking) cuando se tiene la oportunidad de provocar el perdón humano (ver trailer)

21.- “Siete almas” (Seven souls) cuando la muerte lo cambia todo (ver trailer)

22.- “En busca de la felicidad” (The pursuit of Happiness) Una película que nos anima a jamás darnos por vencido (ver trailer)

23.- “Descubriendo a Forrester” (Finding Forrester) El deseo y la pasión por desarrollar un talento (ver trailer)

24.- “Invictus” Una película sobre el gran legado de Nelson Mandela (ver trailer)

25.- “Yo soy Sam” (I am Sam) El amor nace simplemente en quien lo quiere dar (ver trailer)

 

¿Conocen alguna otra que valga la pena incluir?


Emotivo video del padre Jose Antonio Fortea en oración

19 agosto 2012

Este video me enchinó la piel.

Cuando tuve la oportunidad de convivir durante una semana con el padre Jose Antonio Fortea en una de sus visitas a México, pude corroborar que me encontraba yo frente a un hombre santo al que Dios le pidió una misión evangelizadora muy especial: viajar por el mundo y hablar de Él.

“Pero resulta que me da mucha pena hablar en público…” Nos comentaba el padre a los organizadores del grupo que lo habíamos convocado al traerlo de su natal España.

“Sin embargo, se que soy el encargado de llevar este mensaje…”

Puedo decir que jamás he presenciado a una persona con una vida y disciplina de oración tan fuerte como la de este hombre de Dios. Puntualmente a la hora estipulada, el padre Fortea tomaba su breviario y nos pedía un momento a solas para aislarse en oración. Aún recuerdo lo mucho que me emocionaba verlo inmóvil, con su mirada fija en sus sagrados textos y apenas murmurando al aire.

Desde entonces le he seguido.  Incluso he publicado varias veces en este blog sobre él.

En el video se puede ver apenas un extracto de una conferencia que el padre está impartiendo en una comunidad en Chile y en la que invita orar a toda la concurrencia.

Por favor noten la profundidad del rostro y voz del padra Fortea al cantar su rezo.

Más sobre este estupendo sacerdote aquí.


Te quiero ahí… justo ahí.

18 agosto 2012

Dando una charla a jóvenes que están por iniciar su servicio social universitario se me vino decirles el siguiente pensamiento…

“Tú crees, mi querido joven que tú has elegido estar aquí el día de hoy. Tú crees que eres tú quien optó por estar haciendo su servicio social en este lugar. Pero…¿Te has puesto a pensar si resulta que esto no fue así? ¿Qué te parecería si yo te dijera que no fuiste tú el que pensó en estar aquí, sino más bien fue Dios el que te “llamó” para hacerlo?

Si resulta que así fue, más vale que demos todo cuanto esté de nuestra parte para responder a dicho llamado.”

Recordemos que nuestro llamado vocacional es el regalo que Dios nos hace al nacer, más la manera en cómo respondamos a ese llamado, es el regalo que nosotros le hacemos a Dios al vivir.


¿Y por que no?

17 agosto 2012

Nunca me cansaré de promover estos vídeos.

El que alguna vez fue mencionado como el trabajo más feliz del mundo, debe ser promovido como una verdadera posibilidad de vida para nuestros jóvenes.

http://www.whynotpriest.org

¡Necesitamos más vocaciones sacerdotales…!


Salvar un matrimonio…

16 agosto 2012

Tengo una esposa maravillosa, generosa, muy proactiva y sobre todo fiel a su vocación particular: la defensa de la familia.

Desde que la conocí, la palabra familia se le desborda del corazón en cada instante. Formar su propia familia fue  siempre su gran anhelo, incluso muy, pero muy por encima de cualquier aspiración profesional.

En este mismo sentido, ella me cuenta que desde hace tiempo ha notado que su círculo de amistades empieza a verse acechado con la crisis del divorcio. Y es que lo que antes solía ser una excepción, parecería que se convierte hoy en algo habitual.

“Muchas de mis amistades empiezan a tener profundas crisis matrimoniales e incluso varias ya se han separado…”

Y fuera de juzgar, mi mujer empieza a ocuparse.

Ayer me contó que se ofreció a cuidar a los hijos de una de sus mejores amigas, para permitir que ella le pudiera dedicar tiempo a su esposo y a su matrimonio a solas. Nosotros tenemos tres hijos y en nada nos afectaría poder atender a otros dos más durante una tarde para colaborar con la causa de esta pareja.

Los esposos necesitan tiempo solos de cara a poder trabajar en ellos y la construcción de su futuro. En nuestro caso, por ejemplo, tenemos estipulado que un día concreto a la semana semana será destinado exclusivamente para ella y para mi.

Platicando sobre esta situación, le comenté a mi señora que la oferta que le había realizado a su amiga era muy generosa y que estaba seguro que si con esta, lograba salvar el matrimonio de su amiga, Dios le estaría reservando puntos especiales a su favor en el cielo.

Siempre he creído que salvar un matrimonio es salvar al universo entero. El mundo puede prescindir de muchas instituciones, empresas, organizaciones pero jamás podrá subsistir sin matrimonios.

Mi esposa y yo nos hemos prometido que haremos todo lo que esté a nuestro alcance para poder colaborar con la causa de los matrimonios de nuestros seres más cercanos, sin entrometernos de más ni, desde luego, poner en riesgo nuestro propio hogar, pero hemos sido el consuelo y consejo de muchos de ellos.

Mi esposa siempre ha tenido esa vocación, lo ha sabido desde niña y hoy la sigue reafirmando. Para ella, y por consecuencia también para mi, el matrimonio es la estructura base que se deben preservar en el mundo y por lo tanto, haremos todo lo que sea humanamente posible para promover y salvar a nuestras familias.

¡Viva el matrimonio!


La fila de la comunión…

3 agosto 2012

Mi esposa me hacía la siguiente observación:

“Si todos nos comportáramos en nuestro día a día de la misma forma en que lo hacemos en la fila de la comunión cuando vamos a misa, el mundo sería completamente diferente…”

Tras meditar dichas palabras,  yo no pude evitar sacar al sociólogo que llevo dentro y de inmediato procedí a profundizar en el asunto.

A continuación, les comparto 10 elementos interesantes que pude encontrar:

Cuando uno observa la manera en como los católicos nos comportamos en el momento de ir a comulgar se puede observar lo siguiente:

1) Sin necesidad de emitir un solo sonido de voz, ni una orden externa, la fila se organiza de manera perfecta.

2) De una manera gustosa y muy complaciente los feligreses se detienen en la fila para permitir que otras personas se incorporen delante de ellos.

3) Muchos se esperan hasta el último para permitir que sean otros quienes reciban la comunión primero.

4) Los padres de familia se hacen acompañar de sus hijos a quienes acarician y les sonríen en el tiempo que dura la fila.

5) Las personas se muestra pacientes y se adaptan al ritmo semi lento en que avanza la fila sin desesperarse.

6) Como en ningún otro momento las personas se pueden observar en meditación y oración mientras avanzan.

7) Las personas mayores se ven constantemente apoyadas y auxiliadas para poder llegar al altar, incluso por personas ajenas a ellas.

8) En ningún momento se presencian pleitos ni disputas por algún tipo de incidente.

9) Los esposos siempre permiten que sus esposas vayan por delante y usualmente les toman la mano o los hombros cariñosamente.

10) La actitud de todos los feligreses es de profundo silencio y oración…

En conclusión, Dios se hace presente en esa fila de la comunión, incluso antes de hacerlo en nuestros corazones a través de la hostia.

¡Eso es lo que sucede cuando permitimos que Dios actúe en nuestra vida!


¿Lo dice la Biblia?

2 agosto 2012

Es muy común escuchar comentarios del tipo “En ninguna parte de la Biblia dice que eso está mal…” para tratar de justificar que ciertos comportamientos pueden ser aceptados como correctos.

Quisiera profundizar un poco al respecto.

Empecemos por decir que la Biblia no debe ser entendida como un “manual de comportamiento”. Los textos que ahí aparecen, y que los creyentes afirmamos que fueron escritos por  distintos hombres inspirados por Dios a través del Espíritu Santo, no tienen como objetivo declarar o estipular reglas morales, sino más bien ejemplificarlas.

Esto es, que la Biblia no es un libro de reglas buenas, sino de ejemplos buenos.

Lo que encontramos en las sagradas escrituras son cientos y cientos de ejemplos de lo que miles de hombres a lo largo de muchos años de historia de la humanidad, han realizado para amar a Dios amando al prójimo haciendo el bien y evitando el mal. Por lo mismo, los católicos leemos la Biblia para inspirarnos a través de los hechos de vida de los personajes que  ahí se describen.

Los hombres sabemos lo que es moralmente bueno, no por que lo hayamos aprendido de la Biblia, sino por que Dios nos lo ha infundido en nuestra propia naturaleza humana. Esto quiere decir, que nuestra percepción del bien y del mal viene dictada en nuestra naturaleza humana y se descubre a través de nuestra consciencia.

Así, decimos que la Biblia tan solo ejemplifica, a través  del relato de sus personajes, lo que el hombre ya percibía por sí mismo, a través de su propia consciencia humana.

Entonces, la afimación correcta debería ser así:

“Algo es moralmente bueno o malo, no por que la Biblia lo dice sino, más bien, la Biblia lo dice por que en sí mismo es moralmente bueno o malo…”

De igual forma nos podríamos preguntar:

“Si la Biblia jamás hubiera existido… ¿entonces no existirían normas de conducta éticas?”

La respuesta es bastante obvia. Desde luego que si existirían. Y la manera de saberlo radica en saber que no todos los seres humanos han leído la Biblia (es más antes de ser compilada esta no existía como tal), más todos los seres humanos tienen la noción del bien y del mal a pesar de esto.

Por esta razón, temas modernos que empiezan a requerir un análisis ético como “la genética”, “la inseminación artificial”, “el desarrollo económico”, “los medios de comunicación”,”las redes sociales” entre otros que seguramente estarán por surgir, no pueden ser juzgados bajo la óptica estricta de “lo que diga la Biblia” (Jamás encontraremos ejemplos éticos específicos en este libro sagrado sobre Twitter o sobre investigación genética). 

Más bien el criterio debe ser (y seguirá siendo por los siglos de los siglos):

“Qué es lo que nos dice nuestra Consciencia…”

El bien y el mal lo son en sí mismos, no por que lo diga alguien o un libro.

Los católicos nos acercaos a la Biblia y principalmente a los evangelios, por que estos nos inspiran a actuar como lo hicieron los grandes hombres santos de la humanidad que, por cierto, jamás tuvieron un libro o manual como punto de referencia…


A %d blogueros les gusta esto: