Mi otra Biblia

Soy un ávido lector.

Y desde luego cabe decir que como católico que soy (¿de plano si se nota mucho?) el libro de cabecera que me ha acompañado a lo largo de toda mi vida es la Biblia y de entre los numerosos textos que la componen, los Evangelios son mi mayor punto de referencia.

Pero existe otro libro que igual me ha acompañado en muchos momentos de mi vida y que me ha aportado de igual forma gran significado en mis numerosas etapas formativas.

Me encontré con el libro durante mi etapa de preparatoria, y a partir de ese momento su contenido me ha dado mucho para pensar y meditar, precisamente por que se embona a la perfección con lo que valoro de la Biblia.

Se trata del libro “El hombre en busca e sentido” del psiquiatra australiano Viktor Frankl. 

Hoy se que este libro le ha aportado mucha riqueza no solo a un servidor, sino también a millones de personas en todo el mundo.

Encontré una estadística que menciona que “Man in search of meaning” (titulo del texto en Inglés) es considerado como uno de los 10 libros más influyentes en el pueblo norteamericano en el pasado siglo XX.

Incluso, puedo estar seguro que muchos de ustedes, estimados lectores, ya lo han leído ¿cierto? Si no es así, en verdad se los recomiendo enormemente. Su lectura no es en lo absoluto compleja ni densa y por lo internaste del relato se puede llegar a devorar en una o dos semanas… (o días)

Pero…¿por que es tan interesante el libro?

Por que Frankl aborda de manera magistral lo que hoy se sabe es  el gran motor de la vida  humana: La búsqueda de sentido.

Pero si bien con la mera y grandiosa perspectiva académica del autor bastaría para hacerlo interesante,  la ponencia del tema y todas sus teorías viene avaladas por la vivencia misma del autor de las mismas durante su encierro trágico en el deshumanizante campo de concentración de Auschwits durante la segunda guerra mundial.

Así es, Viktror Frankl narra a lo largo del libro muchas de sus experiencias en lo que podría ser considerado como uno de los lugares más desesperanzadores de la historia de la humanidad y en el que, aún así, brillaron grandes demostraciones de la luz humana.

Y en medio de esa desolación y martirio, Frankl se pregunta:

¿Por que ante la adversidad existen hombres que sucumben al primer desencuentro y otros que la enfrentan con enorme valentía y coraje?

Como el mismo título del libro lo dice, la respuesta a esta incógnita radica en la concepción que cada hombre tenga de un sentido de su propia vida.

Quienes tienen consciencia de una misión de vida suelen mostrarse más aptos para salir airosos de cualquier escenario adverso. Por el contrario, nada explica mejor la muerte de cientos de personas por la vía del suicidio, que la falta misma de sentido.

Podría hablar mucho sobre cada una de las enseñanzas que obtuve de este maravilloso texto que me ha llevado incluso a leer otras obras del autor, pero prefiero dejar que sean ustedes mismos quienes se armen de una opinión propia sobre mismo.

¡En verdad es un libro altamente recomendable!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: