Valorar lo que no tenemos

Mi esposa y mis hijos están de vacaciones. Yo también estuve con ellos un tiempo hace una semana pero me regresé antes por temas laborales.

Los extraño mucho.

Uno puede quejarse y desesperarse del ruido que causan tres pequeños que buscan sacar su energía a como de lugar en medio de la sala de su casa o en el cuarto de sus papás, pero es aún más agobiante estar en casa sin escuchar nada de nada.

De igual forma uno suele acostumbrarse a que al llegar a casa todos los días una hermosa mujer le recibirá con todo el hogar preparado para sentirse en el cielo. Pero cuando uno se encuentra que eso no sucede por un tiempo valora de sobremanera esos momentos.

En verdad, cómo se puede llegar a valorar el ruido que en su momento parecía abrumador. Si así sucede es por que en realidad nunca fue así, más bien era uno el que no se daba cuenta lo hermoso que siempre ha sido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: