Blogueros con el Papa

31 mayo 2012

Recién me he incorporado a una nueva iniciativa que viene desde el viejo continente.

Se trata de un proyecto que pretende unificar a las distintas iniciativas de evangelización que tienen como medio de difusión los blogs.

Se trata de Blogueros con el Papa, una iniciativa que pretende unificar los esfuerzos de quienes participamos con el Papa en la misión evangelizadora.

Como se que muchos de ustedes, queridos lectores, también son blogueros empedernidos como un servidor les invito a considerar apoyar la iniciativa.

Anuncios

Me encantó…

26 mayo 2012

Recién me llegó esta frase por medio de las redes sociales…

¡Me encantó!

“Trabajar por Dios en la tierra no paga muy bien. Pero su plan de jubilación es… ¡ESPECTACULAR!”

No tengo mucho que decir. Me parece que esta frase ya lo dice todo.


Amar de verdad…

24 mayo 2012

Saben que soy un promotor incansable del matrimonio y defensor del amor que en esta institución debe de existir para el beneficio de nuestra sociedad.

Les comparto este video que me ha llegado por medio de las redes sociales. Expresa lo que significa realmente amar a una persona por su dignidad intrínseca y ser fiel a la promesa de llegar juntos al cielo.


El verbo “mamá”

10 mayo 2012

Hoy me gustaría realizar un ejercicio gramatical muy singular. Intentaré conjugar el verbo “mamá“:

Empecemos…

Yo amo
Tu amas
El ama
Nosotros amamos
Ellos aman
Ustedes aman…

Y es que para mi no es casualidad que en nuestra lengua la palabra “mamá” lleve en sí misma el verbo “amar“.

Y es que las mamás son las embajadoras del amor en el mundo, y por lo mismos, son las representantes de Dios y su Reino.

Son las responsables de velar por el amor mismo en cada hogar. Es más, una mamá es el amor mismo en persona en cada casa.

Hoy se festeja el día de las madres y, haciéndolo, celebramos el verdadero día del amor.

Bien decía Erich From en su libro “El arte de amar” que después del amor de Dios hacia los hombres, el que le sigue en intensidad y perfección es el amor de una madre por sus hijos.

Felicidades en su día a todas las líderes del amor en la tierra que con su labor generosa nos llevan paso a pasito de regreso a la tierra prometida.


La pregunta clave…

7 mayo 2012

Existe en el mundo, según la perspectiva particular del que escribe este blog, una pregunta que puede cunducir directo a la santdad.

Es una pregunta tan poderosa que, de aplicarla con suficiente seriedad y regularidad, nos puede aseguarar muchísimos puntos en nuestro record personal de santidad.

Es una pregunta que Dios desearía que ejecutáramos todos los días, no para con Él, sino para con el ser que más ama: el ser humano.

Dicha pregunta es la siguiente:

“¿En que te puedo ayudar el día de hoy?”

Listo. Muy simple ¿Cierto?

Como lo podrán notar, dicha pregunta nos pone en un modo de servicio al prójimo. Y esa es justamente la fuerza de la misma.

Ayudar y servir al prójimo, es el mandato por excelencia para todo cristiano. Descentrarse de uno mismo y concentrarse en el amor al otro. Es el camino de la santidad.

Así, no existe manera más directa de servir que poniéndose frente al ser amado y simplemente formularle la mencionada pregunta: ¿En que te puedo ayudar?

Fíjense muy bien que no estamos diciendo “Vengo a ayudarte” ni “Permíteme hacerlo por ti”, no, desde luego que no.

Se trata de primero permitirle al ser amado que nos explique “cómo” quiere ser ayudado. Ayudar no implica “sustituir“, “imponer” ni “velevar“, se trata de… “Elevar”. Es decir, que la persona amada que recibe nuestro servicio pueda, a través de nuestro aporte, acercarse un poco más al cielo.

Santidad, en conclusión, es justamente eso: lleva personas al cielo.

Por eso esta pregunta es tan poderosa. Por que permite cumplir la misión propia de santificación por la vía de la santificación del prójimo.

Recuerden… “Amen y hagan lo que quieran”.


José Sanchez del Río

3 mayo 2012

Para quienes ya han visto o estén por ver la película Cristiada, seguro les resultará muy impactante y emotivo un personaje que se gana de inmediato el corazón de todo el público asistente a ver la producción cinematográfica:

Se trata de Jose Sánchez del Río (Joselito, como se le identifica en el filme), quien en la pantalla se presenta como un niño que con apenas 13 años de edad logra ganarse el cielo por la vía del martirio.

El personaje de José, como el de la mayoría de los que aparecen en el filme, no es producto de la ficción. Existieron y sus casos se tienen bien documentados.

A continuación un extracto biográfico de quien es hoy reconocido como uno de los santos mexicanos más jóvenes de la historia y que, en lo personal, es una fuente de inspiración más que conmovedora en mi fe.

” Nacido en Sahuayo, Michoacán, el 28 de marzo de 1913, hijo de Macario Sánchez y de María del Río, José Luis fue asesinado el 10 de febrero de 1928, durante la persecución religiosa de México por pertenecer a «los cristeros», grupo numeroso de católicos mexicanos levantados en contra la opresión del régimen de Plutarco Elías Calles.
Un año antes de su martirio, José Luis se había unido a las fuerzas «cristeras» del general Prudencio Mendoza, enclavadas en el pueblo de Cotija, Michoacán.

El martirio fue presenciado por dos niños, uno de siete años y el otro de nueve años, que después se convertirían en fundadores de congregaciones religiosas. Uno de ellos revela el papel decisivo que tendría para su vocación el testimonio de José Luis, de quien era amigo.

«Fue capturado por las fuerzas del gobierno, que quisieron dar a la población civil que apoyaba a los cristeros un castigo ejemplar», recuerda el testigo que entonces tenía siete años. «Le pidieron que renegara de su fe en Cristo, so pena de muerte. José no aceptó la apostasía. Su madre estaba traspasada por la pena y la angustia, pero animaba a su hijo», añade.

«Entonces le cortaron la piel de las plantas de los pies y le obligaron a caminar por el pueblo, rumbo al cementerio –recuerda–. Él lloraba y gemía de dolor, pero no cedía. De vez en cuando se detenían y decían: “Si gritas ´Muera Cristo Rey´” te perdonamos la vida. “Di ´Muera Cristo Rey´”. Pero él respondía: “Viva Cristo Rey”».

«Ya en el cementerio, antes de disparar sobre él, le pidieron por última vez si quería renegar de su fe. No lo hizo y lo mataron ahí mismo. Murió gritando como muchos otros mártires mexicanos “¡Viva Cristo Rey!”».

«Estas son imágenes imborrables de mi memoria y de la memoria del pueblo mexicano, aunque no se hable muchas veces de ellas en la historia oficial».

El otro testigo de los hechos fue el niño de nueve años Enrique Amezcua Medina, fundador de la Confraternidad Sacerdotal de los Operarios del Reino de Cristo, con casas de formación tanto en México como en España y presencia en varios países del mundo.

En la biografía de la Confraternidad que él mismo fundara, el padre Amezcua narra su encuentro –que siempre consideró providencial– con José Luis.

Según comenta en ese testimonial, haberse cruzado con el niño mártir de Sahuayo –a quien le pidió seguirlo en su camino, pero que, viéndolo tan pequeño le dijo: «Tú harás cosas que yo no podré llegar a hacer»–, determinó su entrada al sacerdocio.

Más tarde, al seminario de formación de los Operarios en Salvatierra, Guanajuato lo bautizó como Seminario de Cristo Rey y su internado se llamó «José Luis», en honor a la memoria de este futuro beato mexicano.

Los restos mortales de José Luis descansan en la Iglesia del Sagrado Corazón de Jesús en su pueblo natal.

Fue beatificado el 20 de noviembre de 2005 en el pontificado de S.S. Benedicto XVI”

Fuente: Catholic.net


Nos vemos en Twitter

2 mayo 2012

Amigos, solo para recordarles que también nos podemos seguir vía Twitter.

@ddeuncatolico

Sigamos la labor misionera por una de las redes sociales más extensas del planeta.


A %d blogueros les gusta esto: