Una buena frase de una película medio mala…

Se me ha ocurrido rentar una película para mi esposa en el Blockbuster.

Se trata del filme “How do you know?” (¿Cómo saves si es amor?) del director James Brooks.

La verdad es que la película está muy lenta y la temática es más o menos simple, aunque el esfuerzo por tratar de explicar el verdadero amor es interesante.

Normalmente, cuando termino de ver una película, buscó en Internet un poco de referencias sobre la misma para poder conocer algo sobre el contexto y la crítica que se hizo sobre su producción.

En el caso de “How do you know?” las referencias que encontré fueron poco halagadoras. De hecho se habla más bien de ella como un gran fracaso en taquilla.

En verdad no es una película que llame la atención por otra cosa más que por el título. De hecho, yo la renté pensando en que a mi esposa le fascinan las películas románticas y tiernas que terminan con un final feliz entre los protagonistas quienes se casan y viven felices para siempre (Muuuuy Hollywoodense por supuesto)

Y aunque la película intenta girar en esta tónica, lo único que logró con mi esposa es dormirla cuando apenas corría el minuto 30 de la misma.

Por mi parte, estuve a punto de detenerla en varias ocasiones para secundar el sueño de mi esposa, pero mi terquedad cinéfila me lo impidió. (Tengo la mala costumbre de obstinarme con las películas que comienzo a ver y no me permito dejarlas inconclusas, por muy malas que estas sean).

En el caso de esta película, agradezco no haberlo hecho, no por la calidad del filme sino por que me hice de una excelente frase que se dice más o menos al final de la misma, la cual versa  más o menos así.

“Todos estamos a un pequeño ajuste de hacer  que nuestras vidas funcionen”

¡Que maravilla!

Nada más por esta afirmación valió la pena no ceder ante la fuerza somnífera de Morfeo que rondaba en la habitación.

La frase me gustó pues me parece muy cierta.

Muchas veces llegamos a pensar que en nuestras vidas se requieren grandes cambios, o enormes esfuerzos para hacer que nuestra existencia cobre sentido. Ya sea que estemos inmersos en un problemas personal, una crisis vocacional o incluso un conflicto profesional, solemos creer que solo con la ayuda de una fuerza extranormal se encontrará la luz a al final del túnel.

En realidad la solución a estos dilemas suele venir cuando hacemos apenas y un pequeño ajuste para rectificar.

Y ese ajuste casi siempre está en nuestro control y a nuestro alcance.

Cambiar nuestra perspectiva del problema, pedir un consejo, animarnos a preguntar algo, hacer una simple llamada telefónica, tener paciencia, levantar una pequeña oración, motivarnos para pedir perdón, guardar silencio por un momento, dejar correr una película mala hasta el final, son acciones que pueden hacer la diferencia en nuestras vidas.

Son pequeños ajustes que nos permitirán lograr grandes cambios si les dejamos ocurrir.

Así que nunca subestimen el poder de Dios para hablarnos incluso a través de los eventos más insignificantes… Así es Él, misterioso y ocurrente.

¿Se pueden imaginar?

Ochenta millones invertidos en una película solo para que un joven bloguero católico pudiera escuchar una frase interesante. ¡Que gran privilegio!

Anuncios

3 Responses to Una buena frase de una película medio mala…

  1. maria dice:

    Me parece que muchas veces son las frases y la musica las que salvan a peliculas que muchas veces son muy malas, aunque no he visto esta película creo que tu critica es muy interesante para saber si conviene o no verla y ni que decir d ela frases es muy buena

  2. sissi dice:

    Hola, anoche vi esta pelicula bastante fome….. escuché esa frase y sebtí que no perdí mi tiempo al verla… no me imaginé que a alguién ya le había pasado lo mismo…. hoy me metí a google para encontrar la frase exacta y llegué a esta pagina…..Se agradece!

  3. Gaby dice:

    Saludos, yo también vi la película no la vi completa pero si alcance a escuchar esa frase que mencionas y me gusto, llegue a la conclusión que la película tiene cosas rescatables, y mi segundo movimiento fue ver referencias de la película en internet y llegué a tu blog, lo que me pone a reflexionar; considero que cada quién vive momentos diferentes en la vida y lo que algunos llama la atención para otros pasa desapercibido, quizá por que no se encuentran en el momento preciso para ellos. Pero considero lo que tu mencionas de que Dios se vale de cosas insignificantes para mostrarnos el camino y darnos las respuestas que buscamos.
    Puede ser casualidad o Diosidencia, yo prefiero lo segundo.
    Agradezco tu reflexión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: