D X D

Esta sección tiene como misión poner a la creatividad al servicio del matrimonio. Pensando en la misión que los esposos tenemos de conquistar “Día a Dia” (DxD) a nuestras esposas, sirva este espacio para exponer ideas y sugerencias creativas para llevar a cabo detalles en sus matrimonios. Siéntanse con la libertad de utilizar estas propuestas para el beneficio de su vida matrimonial o de enviar sus propias ideas a diariodeuncatolico@gmail.com

Ayer platiqué sobre la importancia de “saber escuchar“. Bueno, pues no está de más decir que en el matrimonio esta habilidad es, a mi parecer, la más importante de todas.

Así que les comparto un consejo que estoy seguro les traerá grandes beneficios con sus parejas.

Se trata de un “método de dialogo” que mi esposa y yo solemos aplicar sobre todo cuando tenemos que tratar algunos temas de relativa importancia en la familia. Se llama…

“Te escucho por completo”

Si tú y tu pareja tienen un asunto importante que quieran platicar y que sepan que involucra una postura divergente entre ambas partes (lo cual suele ser muy común… no me dejarán mentir) entonces lo que sugiero es que hagan lo siguiente:

Primero, la mujer expondrá por completo su punto de vista y opinión sobre el asunto tratado. Ella tendrá toooooda la libertad de exponer su perspectiva, quejas, angustias y demás preocupaciones sobre el asunto. Ella deberá de tomarse todo el tiempo que sea necesario para tratar de expresar con toda claridad a su pareja, lo que siente y lo que opina. Mientras esto sucede, el hombre, deberá de prometer y perjurar que no emitirá palabra alguna…

Mientras ella hable, él solo podrá escuchar y poner atención… ¡No podrá hablar!

Seguramente habrá momentos en que él sentirá una fuerte necesidad de interrumpir la participación de ella, pues estará en desacuerdo con lo que está exponiendo… ¡Está prohibido que lo haga! (Esto debe de quedar más que claro en este método)

La única manera en que él puede tomar la palabra es cuando ella, habiendo creyendo que ya habló lo suficiente, dice “ahora te toca hablar”

En ese momento sucede justamente lo mismo, pero ahora es el hombre quien toma la palabra y expone toda su perspectiva, emoción y preocupación sobre el asunto en cuestión, y es ahora la mujer, quien deberá de guardar completo silencio y contener las ganas de interrumpir la conversación de su pareja. El hombre, al igual que cuando habló su mujer, se podrá tomar todo el tiempo del mundo para agotar las palabras necesarias para expresar su punto de vista. De nueva cuenta, es importantísimo recalar que ella no puede expresar sonido alguno hasta que el hombre haya dicho “ahora te toca hablar”.

Esta dinámica se repite una y otra vez hasta que los dos están seguros de haber puesto todos sus sentimientos y emociones sobre la mesa de la discusión sin haber sido juzgados. ¡Esta es la clave de este ejercicio! Tener la completa certeza de que tu contraparte te escuchará por sobre sus propias opiniones y prejuicios. (“Ya se que no estás de acuerdo con lo que digo,  pero déjame expresarlo de todas formas”)

Este método de diálogo lo que pretende es que pongan en práctica, tú y tu pareja, el principio de “escuchar antes que ser escuchado“.

Al aplicar este método de diálogo se darán cuenta que suceden grandes cosas entre ustedes, por ejemplo…

1.- Los niveles emocionales se mantienen bajos pues no se exaltan con las odiosas interrupciones de siempre. (El famoso “Déjame hablar, no me interrumpas” es una de las causas principales de pérdida de objetividad y provocación de cólera en la persona interrumpida)

2.- Las soluciones a los problemas empiezan a aparecer como por arte de magia, pues se pone énfasis en la aportación que el otro también hace desde su propia perspectiva. Esta colaboración creativa es la parte medular de toda construcción de soluciones en el mundo.

3.- Aprendemos a controlar el impulso humano de imponer nuestro punto de vista a toda costa, lo cual nos lleva al desarrollo de la virtud de la empatía.

4.- Habremos encontrado un método para verdaderamente dialogar efectivamente con nuestra pareja, poniéndola a ella en el centro de la atención….

5.- Te darás cuenta que los impulsos de interrumpir la participación del otro por estar en desacuerdo con él, empiezan a perder tanta relevancia conforme la plática de la otra persona prosigue… (Muchas veces el punto que yo quiero aclarar interrumpiendo a la otra persona, esta misma lo acaba aclarando tiempo después… ¡si tan solo le dejamos continuar!)

Pero….¿y qué significa todo esto de dejar hablar al otro?

Esto señores, en resumen,  es amar al prójimo.

Anuncios

2 Responses to D X D

  1. Me encanta esta sección, no me la perdere, buenisima iniciativia y a difundirla la pondre en mi blog.

    WOW!!! que Dios te siga bendiciendo

  2. Laus dice:

    importantísimo!!!!!!!!! A mi me cuesta mucho trabajo dejar hablar!! Aplicaré el decir primero “Te escucho por completo”… Gracias!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: