Bache

En México le solemos llamar “bache” a un hoyo o grieta que se forma en la calle en época de lluvias.

Bache” por lo mismo, podría definirse como un obstáculo en nuestro camino, un suceso que le quita lo terso y amable a nuestro caminar y lo vuelve dificultoso.

De la misma manera y dado su significado ,”Bache” también es una palabra que los mexicanos hemos incorporado a nuestro léxico cotidiano no solo para referirnos a los hoyos de las carreteras, sino también para nombrar a las dificultades que se nos presentan en la vida.

“Estoy pasando por un bache en estos momentos en mis vida” se suele decir si enfrentan obstáculos en algún ámbito de la existencia humana.

“La pérdida de ese familiar querido es me ha metido en un gran bache”

“Haber perdido mi trabajo me puso en un bache” 

“En estos momentos paso por un inesperado bache moral”

Así pues, un “bache”, es un suceso incomodo y no esperado, que nos hace desviar un poco la trayectoria originalmente planeada y que en ocasiones, si no se sortea con la suficiente habilidad, puede causar lesiones o averías importantes en el auto o en la vida.

Un “bache” es un momento de dificultad, pequeña o grande, que nos pide atención momentánea. Nos quita el enfoque por un momento y nos obliga a reconsiderar la estrategia tomada.

Pero lo importante (y positivo) de los “baches” es que, comparados con la dimensión de la carretera en la que se forman, tan solo representan apenas una pequeña porción de la misma. Cuando hemos pasado por uno, nuestra atención hacia los mismos aumenta de inmediato y nos pone en situación de alerta. Además, pareciera que la construcción de toda carretera lleva implícito el concentimiento por parte del constructor de que tarde o temprano aparecerán en ella “baches” para recordarnos que nada es cien por ciento perfecto y que el tiempo siempre tiene la última palabra. (Los baches son consecuencia del paso del tiempo)

Amigos…. compara el tamaño de tu vida con el del tamaño del “bache” que tanto te preocupa…

¿Es inmensamente mayor tu vida, cierto?

Bueno pues asume en este instante que nada malo que te pase durará para siempre y que lo bueno que Dios tiene preparado para ti y tu futuro es inmensamente mayor.

Los “baches” existen, suceden y son naturales,pero la carretera y el rumbo que llevas es lo que verdaderamente importa.

Los “baches” te podrán detener por un instante, tal vez hasta te harán cambiar uno o dos neumáticos ocasionalmente, pero nunca permitas que estos te quiten las ganas de llegar hacia tu destino.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: