La iglesia no se vende. Punto.

Anoche estaba viendo un documental sobre la vida y obra de Juan Pablo II y en este aparecía el testimonio de uno de sus más grandes críticos: el sacerdote y pseudo teólogo suizo Hans Küng. (¿Por que incluir un testimonio contradictorio en un DVD que busca supuestamente difundir la obra de un gran hombre?)

Hans Küng ha llenado de polémica la doctrina de nuestra Iglesia argumentando que esta se encuentra fuera de toda actualidad. Kung acusa a Juan Pablo II de haber sido un Papa retrógada y poco hábil para vender sus ideas sobre “defensa de la vida”, “anticoncepción” y “homosexualidad” a los fieles del mundo.

Ya en otras publicaciones he publicado al respecto de mis postura, pero no me cansaré de decirlo una y otra vez cuantas veces sea necesario…

“La doctrina de la Iglesia no tiene como misión adaptarse a la voluntad del hombre, sino a la voluntad de Dios”

Es tarea del ser humano adaptar su comportamiento conforme a las enseñanzas de la Iglesia y no la de la Iglesia adaptarse al comportamiento (siempre errante) del ser humano.

Es común escuchar, no solo de boca de teólogos desvirtuados como Küng, sino de muchos fieles confundidos frases del tipo “La Iglesia debe de adaptarse a los nuevos tiempos” , “La Iglesia no debe de negar la realidad del mundo”, “Los Papas no han querido escuchar las voces de sus fieles”.

¡La Iglesia no es un partido político! ¡No es una empresa comercial! En ambos casos estas instituciones lo que buscan es escuchar la voz del cliente y hacer todo lo posible por ofrecérselo…. ¡a cambio de un voto o de dinero claro!

En cambio, la iglesia es un modelo de salvación universal que no busca dinero, votos ni popularidad… tan solo el bien de cada uno de los hombres de este planeta.

Quien quiera adoptar el modelo que la Iglesia propone, será bienvenido, quien no… ¡es libre de buscar otro camino!

Desde luego que la Iglesia debe de modernizar cada día sus maneras de llevar El Mensaje que le fue encomendado, el mismo Juan Pablo II fue pionero en el uso de las nuevas tecnologías para lograr llegar a más y más fieles en el mundo, pero una cosa es adaptar la forma y otra el fondo del mensaje.

La forma de llevar el mensaje es lo que debemos de modernizar…. ¡No el mensaje en sí!

Amigos católicos del mundo… no se dejen confundir por las falsas voces que constantemente se escuchan tratando de desvirtuar la forma de evangelizar de nuestra venerada Iglesia.

¡Vayamos al ritmo que los Papas nos proponen para asegurarnos que el mensaje de salvación se preservará intacto hasta el final de los tiempos! Los hombres y nuestras ideas pereceremos… la Iglesia perdurará hasta el final de la historia.

Anuncios

One Response to La iglesia no se vende. Punto.

  1. Irk Ley dice:

    ¡Totalmente de acuerdo contigo!

    El pseudo-progresismo aún quiere hacer daño a la Iglesia, pero como lo afirmas, el mensaje del Evangelio no está a la venta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: