Cuando la salud falta…

En estos momentos escribo este post desde el hospital familiar más grande del mundo…. “mi casa”.

Verán:

Mi hija tiene un fuerte cuadro de influenza estacional (ya comprobado).

Mi esposa se ha contagiado y la garganta se le ha cerrado de tal manera que no puede emitir ni tres palabras.

Yo ya empiezo a sentir que la nariz (y todo su interior) comienza a desajustarse considerablemente desde hace un par de días. Además como por lapsos de cada dos horas los ojos se me llenan de lágrimas producto de la misma gripa que ya me empieza a merodear.

Hace 15 días mi hijo más pequeño acabó en el hospital, igualmente por un fuerte cuadro gripal.

¡Dios mío! Ya queremos salir de esto.

Sin duda esto ha sido una fuerte prueba para mi familia, ya que nos hemos tenido que organizar y sobreponer al cansancio para no desistir en la lucha por la salud. Medicinas por aquí, desveladas por allá, desayunos en cama, películas y más películas para descansar.

Hoy no creo poder ir a misa pero me retiraré un momento a orar y meditar sobre esta prueba de salud que Dios dispone.

Un saludo a todos mis lectores desde la “casa de la gripa”.

(Ya los dejo, no vaya a ser que a mi computadora también se le ocurra contraer algún virus que la ponga fuera de combate… je je)

Anuncios

One Response to Cuando la salud falta…

  1. Dios los bendiga !!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: