Sobre el amor…

Estaba leyendo un libro de frases célebres y me encontré con una que especialmente llamó mi atención…

“Ama a los demás por lo que son, no por lo que quisieras que fueran”

Estas palabras tienen mucho poder en cuanto a que hacen referencia a lo que es el amor verdadero.

Si tu medida del amor eres tú mismo, corres el riesgo de querer que todo ser humano, para merecer tu amor, se tengan que adaptar a cómo tu quieres que sean.

“Para que te ame debes de ser lo que yo quiero que seas”

Esto por todos lados es incorrecto.

Nada más en contra del amor que la imposición.

El amor, por el contrario, es el término más sublime de la aceptación del otro tal y como él es.

“Te amo… seas como seas”

Esto definitivamente es más fácil de decir que de hacer. Pero los grandes santos nos dieron muestras de que esto es más que posible.

Quiero que piensen por ejemplo en Santa Teresa de Calcuta. De todos es conocida su gran labor altruista en todo el mundo, pero lo que no reflexionamos muy a menudo es que esta santa no destinaba su amor y cariño únicamente a las personas que se ajustaban a su modelo particular de ver la vida. Aunque ella era ferviente amante de Jesucristo y de su Iglesia, nunca pidió que las personas que recibían su ayuda humanitaria también lo fueran.

Es más… basta este dato  para decirlo todo.

Si bien la tradición cristiana propone una manera particular de enterrar a los muertos, cuando una persona moría en alguna de sus casas de asistencia alrededor del mundo, la madre Teresa le daba sepultura no según su propia concepción católica de la vida, sino respetando las creencias particulares que la persona que había fallecido tuvo durante en su vida. Hacía que se les enterrara bao los ritos de su propia religión. ¡Esto es amor!

Nunca una imposición ideológica será muestra de amor. ¡¡¡¡N U N C A!!!!

Nunca decirle a una persona: “Debes de ser como yo quiero que seas” será muestra de amor.

El amor nos invita a reconocer el valor de una persona por el simple hecho de serlo, no por lo que hace o deja de hacer. Y más aún, aunque lo que hagan vaya en contra de lo que yo haría en una misma situación.

Dicho lo anterior te pregunto…

¿Eres capaz de amar a un asesino? ¿Amas a la persona que te traicionó? ¿Puedes ver el valor de una persona que se droga? ¿Te permites amar a la amistad incómoda de tu hijo? ¿Ese colaborador tuyo que tanto te desespera… recibe tu rechazo o tu cariño? ¿Cual es tu actitud ante los que no creen en lo que tu crees?

Y por último pregúntate…

¿Podrías amar a quienes te van a dar muerte en la cruz?

Anuncios

One Response to Sobre el amor…

  1. alejandra dice:

    yo soy cristiana y yo no guardo rencor ala gente que me ase daño yo lo que hago es orar por esa persona que me quiere mal y yo oro por todas esas personas que matan que se drogan y le pido adios que los ayude porque yo no boy a dar cuentas pòr sus ellos dios los ba agusgar y le pido que los quide mucho porque yo confio en dios plenamente y porque el murio por nosotros para quitar nuestros pecado y en ningunlado dice que las imagenes no salvaron por eso yo confio en dios plenamente y yo estoy segura de que yo me ire con cristo a morar por la vidad eterna con mi cristo jesus

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: