Dios está en los detalles…

El camino de la santidad está repleto de detalles que marcan la diferencia.

El director que no deja de pedirle a sus colaboradores todos los días que mantengan el orden y la limpieza de sus escritorios, el ama de casa que decora el platillo de forma especial, los diez minutos que llegaste antes de la hora pactada a una cita, el persignarse antes de iniciar una actividad regular, eso… todo eso cuenta y es lo que hace la diferencia.

Dios no espera que le entregues resultados en lo macro, sino que te preocupas por lo micro. De nada le sirve al Creador del universo que hayas logrado la libertad de un país, si no luchaste por la harmonía de tu familia.

El cielo está destinado para quien hace de lo ordinario… ¡Algo extraordinario!

A Dios se le puede admirar en el pétalo de una rosa, en el sonido de una sonrisa, en la lágrima de preocupación de un padre por sus hijos, en los 30 segundos que dura el rezo del Padre Nuestro, el el viento que refresca la cara ¡Dios está en los detalles!

Él nos ama en lo individual no en grupo, pues para Él, cada uno de nosotros somos el más mínimo detalle de su creación. No le interesa que la humanidad se salve en su conjunto más de lo que le interesa que TÚ te salves en lo individual. El Señor se preocupa no por un país, sino por cada uno de sus ciudadanos. Para Dios tú eres un detalle digno de ser atendido.

No creamos que Jesús se sacrificó por todos. No, el se sacrificó por ti, su más lindo y precioso detalle de la creación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: