Pescadores de hombres

30 abril 2010

Les comparto un video en dos partes que vale mucho la pena ver…

Anuncios

Si pecas… ¿Eres mal cristiano?

29 abril 2010

Supongamos que acabas de cometer un gran pecado. Uno de esos graves y dolorosos para el corazón y el alma. ¿Es una muestra de que eres un mal cristiano?

Mi respuesta es sencilla: No.

Que cometas pecados, veniales o graves solo demuestra que eres… ser humano.

Veamos, puede resultar un poco polémica esta situación por lo que no es mi intensión entrar en debate, sino más bien llevarlos a la siguiente reflexión.

Dios sabe que el camino de la santidad no es fácil ni terso. No quiso que fuera así, de lo contrario no tendría mérito alguno. Por lo mismo, sabe que en al caminar habrá muchas caídas. Imagínate que pasaría si Dios se decepcionara de ti al primer tropiezo y te retirara el perdón… ¡personalmente yo ya estaría frito!

Y aquí, me quiero valer como ejemplo de una de las caídas mas grandes de la historia, la de Judas, el discípulo que traicionó a Cristo.

Si hay alguien que es símbolo de pecado grave y error, ese es sin duda alguna Judas, quien por siempre será recordado como “El traidor”.

Muchos se preguntan ¿Se condenó judas por entregar a traición al maestro?  y mi respuesta es: ¡No!

Judas no se condenó por traicionar a Cristo, se condenó por perder la esperanza de su propia salvación.

¿Qué hubiera pasado si Judas se hubiera arrepentido de lo que hizo y hubiera buscado al maestro para pedirle perdón? ¡Lo adivinaron! Jesús, lo hubiera perdonado y este hubiera sido sin duda alguna uno de los capítulos más hermosos del amor misericordioso de Dios hacia un pecador ¡Pero no fue así!

El pecado más grave de Judas no fue la traición, sino perder la fe en la misericordia infinita de Dios. Este es el pecado del que el mismo Jesús refiere como el único que no tiene remedio: “el pecado contra el Espíritu Santo”.

Antes que pedir perdón y enmendar su alma, Judas prefirió acabar con su vida. ¡Pensó que él ya no tenía esperanza de salvación!

¿Hubiera tenido otra opción? ¡Desde luego!  Arrepentirse, pedir perdón, aceptar al Espíritu Santo y convertirse en el apostol más militante de la historia de la Iglesia en enmienda de su alma

¿Pudo haber elegido esto? Desde luego que si. No olvidemos que Pedro también traicionó al Maestro al negarlo tres veces, pero a diferencia de Judas, se arrepintió y si optó por el camino de la santidad. O que decir de San Pablo, quien habiendo sido un perseguidor y asesino de cristianos, enmendó el camino hacia la verdad y el bien.

Nuevamente regreso a la reflexión principal….

Si pecas… ¿eres mal cristiano?

No en la medida que no pierdas la esperanza de la misericordia y el amor infinito de Dios y como tal actúes después de tu pecado.

A Cristo no le importa lo que fuiste o lo que hiciste… lo que Él espera de ti es lo que de ahora en adelante… serás y harás.


Philosophing

28 abril 2010

Si llegara un hombre armado y te pidiera decir que renuncias a tu fe a cambio de no matarte… ¿Lo harías?


En los hombros del Papa

27 abril 2010

¿Que difícil ha de resultar ser Papa?

Mira que cargar con todas las miradas y todos los juicios sobre los errores de los católicos del mundo, no ha de ser cosa fácil. ¿Qué culpa tiene Él de mis propios pecados, o de los pecados de quienes han fallado gravemente en nuestra Iglesia?

Hoy quiero solidarizarme con el Papa, prestarle mis hombros y mis piernas para que siga caminando. No tendré que decirle que el camino no se volverá fácil. Él ya lo sabe. Pero si por lo menos que cuenta conmigo como compañero de viaje.

Yo estoy con cualquier ser humanos que predique y actúe en el amor… Quisiera ser famoso para poder tener acceso a todos los micrófonos más importantes del mundo decir: ¡Yo estoy con el Papa!

Hoy rezo por él, por su perseverancia y por su alma, la cual es plenamente humana y propensa de debilidad y error tanto como la mía, pero al mismo tiempo tan capaz de amar y hacer el bien tanto como la mía también.


Frase

26 abril 2010

Gran frase que ha dicho el sacerdote en la homilía dominical de ayer:

“Actuemos como si todo dependiera de nosotros, pero confiemos como si todo dependiera de Él”

Creo que no hace falta decir más.


Subidas y bajadas

26 abril 2010

Caray… qué difícil es perdurar en los momentos difíciles. Desde hace unos días que traigo muchas cuestiones personales en la cabeza que no me han dejado apaciguar mi alma. Un sin fin de pensamientos me vienen a la cabeza: ¿Qué más puedo hacer? ¿Estoy dando lo mejor de mi? ¿Puedo exigirme más? ¿Soy mediocre o exitoso?

Hace mucho tiempo me preguntaron “José Luis ¿Cual es tu principal miedo? ¿A qué le temes más que a nada en el mundo?” Pude haber contestado que me dan miedo las alturas, o que tengo miedo del dolor, o tal vez de morir, pero la verdad es que en mi situación actual de vida eso no me produce gran preocupación.

Lo que verdaderamente me aterra y me provoca mucha angustia es llegar a mi último minuto de vida, voltear hacia atrás en mis recuerdos y decir: “Caramba… pude haber hecho mucho más”.

Me aterra llegar al cielo con las manos vacías, presentarme ante Dios y tenerle que decir: “Señor, te devuelvo los talentos que me diste al nacer tal cual y como me los entregaste. Los guardé para no arriesgarlos por que tuve miedo de no ser comprendido. Preferí hacerle caso al mundo que a mi corazón”. A eso le tengo pánico… ¡a mi mediocridad!

Por eso mi angustia actual… Ya conozco el mensaje, ya conozco la verdad… ¿Por que no me muevo como quisiera?

¿En verdad he aprovechado mis talentos? ¿He aportado lo que puedo a la causa que más amo? ¿Sentado aquí escribiendo estas lineas estoy avanzando?

En fin… La vida es así, con subidas y bajadas…

Lo único que deseo es que Cristo no se detenga por mi culpa. Su Reino tiene que ser implantado conmigo, sin mi o a pesar de mi.


Tener algo que decir

23 abril 2010

¿Por qué los blogs son un tema tan pegajoso? ¿Por que tanta gente activa sus propios blogs al mismo tiempo que sigue los blogs de otras personas? Principalmente la respuesta es un: Todos tenemos algo que comunicar.

No existe en el mundo nadie que sea 100% pasivo como para pretender que no tiene nada que aportar a la comunicación del mundo. El planeta y todos los que habitamos en él conformamos una única y enorme red social. Todo es comunicación, todo habla, todo da un mensaje, incluso quien se queda callado nos está comunicando algo.

Es por eso que todo cuanto hacemos tiene tintes de mensaje…

A todo esto,  me gusta pensar que el mandato de Cristo fue el siguiente: “Id al mundo a predicar el evangelio…. y sólo si es necesario utilicen las palabras”

¿Por qué? Por que transforma más un gran testimonio que un sermón grandioso. La palabra provoca la primer reflexión pero el ejemplo transforma vidas por completo. Las palabras de Jesús no hubieran trascendido de no haber culminado su mensaje con el ejemplo. El sermón de la montaña no hubiera llegado hasta nuestros días si no hubiera entregado su vida por amor. Hablar y predicar es lo mismo que actuar.

Todos comunicamos algo… unos usamos medios que utilizan la palabra como herramienta, pero quienes verdaderamente hablan son quienes, sin usar tantas palabras gritan con el ejemplo.


A %d blogueros les gusta esto: