¡Estámos enojados!

¡Hoy queremos estar enojados!

Hace un par de días recibí una llamada de una de las personas que más quiero en este mundo y que en esos momentos estaba a unas cuantas horas de partir a misionar a alguna de las cárceles para mujeres de nuestro país durante toda la Semana Santa.

La llamada transcurrió en medio de lágrimas. Esta persona me contó que sentía mucha rabia y coraje por las verdades que recién se han dado a conocer, en las que nuestra Iglesia, específicamente la congregación de los Legionarios de Cristo, acepta que si existieron casos de abuso sexual tal y como se venía sospechando desde hace tiempo. ¡Para quienes conocimos la fe por medio de esta congregación religiosa significó una bofetada dura y directa en ambas mejillas!

“Es difícil…” – me decía esta persona- “…que habemos quienes estamos intentando predicar el amor a Dios a través de su Iglesia y resulta que muchos miembros de esta misma Iglesia no van en la misma dirección. ¡No nos están ayudando mucho que digamos!”

¿Que opinión tienen ustedes? ¿Que podrían decir al respecto?

En mi caso lo que siento es algo muy extraño.

Por un lado, siento ese mismo coraje. Siento mucha rabia por quienes estando en una privilegiada posición para hacer mucho bien, hacen mucho mal. Además, como padre de familia, conozco de primera mano lo que significa querer lo mejor para tus hijos y sentir que puedes hacer cualquier cosa con tal de protegerles de quienes los ven como carnada viva. Mi instinto de protección paternal me hacer… ¡Querer estar enojado! “¡Que nadie se meta con mis seres queridos por que soy capaz de…!”

Pero de repente el odio se aleja y llegan pensamientos de caridad. No me puedo imaginar a Cristo odiando a sus enemigos, a quienes lo humillaron en el pretorio y lo clavaron en una cruz injustamente. Las palabras del Maestro en esa misma cruz “Perdónales Padre, pues no saben lo que hacen…” me estremecen hasta doblarme las rodillas. Son tan fuertes sus enseñanzas acompañadas de ejemplo que las siento también como bofetadas

¡¡¡No, no puede ser real tanto amor. Lo normal es querer justicia, cárcel, venganza que saciaría aunque sea un poco el coraje!!!!

Dios mío, en verdad que es complicado. Odio y amor viviendo en una misma casa, en mi mismo cuerpo. Maldita condición humana, bendita condición humana.

¿Que hacer cuando el mensajero falla pero aún crees en el mensaje? Y no solo eso, sino que estás convencido que el mundo está lleno de cientos de miles de excelentes mensajeros que si están dispuestos a llevar el mensaje con suprema dignidad.

¿Cómo poner en práctica el poner la otra mejilla? ¿Se puede amar a tu enemigo?

Pues bien, yo he decidido que no por el pecado de otros voy a pecar yo también. Suficiente tengo con mi propia perseverancia personal como para además agregarle más complicaciones.

Si hubo quien quiso usar su libertad para profanar el templo de Dios yo prefiero usar la mía para construirlo y embellecerlo. No niego de mi condición humana que, en su instinto animal, me lleva a odiar al que me engaña y me traiciona, pero es esa misma naturaleza caída que tenemos los hombres la que llevó a otros a pecar a tal magnitud.

Hoy elevo mis oraciones a Dios para que me prepare para la pelea con el enemigo.

No puedo negarlo, hoy quiero estar enojado, pero también hoy más que nunca quiero amar a mi prójimo, aunque este me escupa en la cara. No me pidan que les explique el cómo ni el por qué pues lejos de entenderlo yo mismo, lo único que puedo saber es que Jesús así lo hizo y, de alguna manera u otra, lo quiero hacer yo también.

Anuncios

2 Responses to ¡Estámos enojados!

  1. Bertha dice:

    La verdad, si estas cosas que molestan de muchos Católicos que andan por dcirlo asi…Golpeándose el pecho…yendo a misa a diario y luego….vaya!!!…dan la espalda al prójimo y no solo eso sino que también los lastiman…y mayor aún a su familia de sangre….esas cosas duelen…me pasan en carne viva, quier predicar y luego salen diciéndome pero si hay tantos que no cumplen ello y de la boca para afuera dicen y dicen pero en su corazón no saben apoyar ni perdonar…que dificil tarea —pero me anima mucho el decir la verdad …hoy tengo colera!!! pero quiero Perdona…muy buenas ideas…las pondré en práctica y las difundire entre mis preciadas alumnitas…mañana será un día ´difícil porque hare una meditación con ellas por Semana Santa ..hare una dinámica donde dejaran sus rencores de lado, perdonaran y dejaran paz en su corazón..necesitare mucha ayuda de Dios pero se que El estara ahi y espero que ud me apoye con sus oraciones para que ello salga bien..pero se que así lo hara…gracias de ante mano..
    Buen día

  2. TERE dice:

    Hola José Luis. Estoy muy de acuerdo en muchas de las cosas que dices. Sé que debemos perdonar con el amor de Cristo a todos estos hermanos que han cometido crímenes tan arteros. . . pero no debemos dejarlos pasar. Ellos también son seres humanos sujetos a las leyes humanas y por lo pronto, deben cumplir y someterse a esas leyes. Y nosotros como cristianos no debemos ser cómplices de semejantes delitos. Son muy pocos los criminales dentro de la Iglesia, así que deben estar en la cárcel como todos los demás. Juan Pablo II perdonó a su agresor en la cárcel . . . no lo sacó de ella. Y como cristianos, miembros de una Iglesia, debemos exigir, sin llegar al odio, que estas personas reciban su merecido por semejantes delitos y no debemos por ningún motivo, participar en la justificación, reducción, ocultamiento, o reencausamiento de condena legal (que por ejemplo digan que se les encierre en un convento en vez de una prisión o algo parecido al arresto domiciliario).
    Y debemos apoyar, hoy más que nunca, a todos esos secerdotes, religiosos y religiosas que dignifican y santifican su envestidura y su entrega al Señor.
    Saludos José Luis

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: