¡Feliz año nuevo!

31 diciembre 2009

A todos los lectores que me hacen el honor de seguirme vía este blog les dese que el año que inicia esté repleto de Dios ¿Cómo lograrlo? Ah pues muy sencillo…

1.- Más silencio y menos ruido: Dios no puede hablar si no le dejamos hacerlo.

2.- Más prójimo y menos yo: Dios quiere que le encontremos en el otro que me acompaña en el mundo

3.- Más oración y menos soberbia: No lo podemos todo. Sin Dios no somos nada, con Él lo somos todo.

4.- Más espíritu y menos cuerpo: El mejor camino para la santidad es sobreponer los deseos de nuestra alma a los de nuestra carne.

5.- Más amor menos egoísmo: All you need is Love! Ama y haz lo que quieras.

Amigos de Diario de un Católico, les mando un saludo desde el corazón de Cristo.

¡Nos vemos el próximo año!


59 nuevos sacerdotes

29 diciembre 2009

Me parece maravilloso…

En medio de tanto escándalo y de tanta tormenta hoy conocemos la historia de 59 nuevos seres humanos que, a pesar de todo y contra todo, el pasado 12 de diciembre en Roma, decidieron continuar con su entrega total a Cristo a través de la congregación de los Legionarios de Cristo.

Es de muchos conocida la historia oscura y dolorosa recién develada por la misma congregación de los Legionarios de Cristo, con respecto a la vida doble de su fundador Marcial Maciel. Verdad lo suficientemente escandalosa como para cimbrar y tambalear la perseverancia de cientos de seguidores de Cristo que han encontrado en el movimiento Regnum Christi un modelo de fidelidad a Cristo (tal es el caso de un servidor) .

Y aún así, habiendo conocido esta verdad, hay quienes seguimos adelante.

En especial admiro y testifico la decisión de  estos 59 hombres recién ordenados sacerdotes. Mi más entero reconocimiento y admiración a quien “habiendo puesto la mano en el arado, no mira atrás”.

¿Por qué? ¿Por qué si tu casa se ve manchada con la mentira de quien la construyó aún quieres seguir viviendo en ella? Por una razón muy sencilla…

“El arquitecto que la construyó fue hombre, pecador como todos, pero la casa no tenía como destino ser habitada por él sino por Dios, único e incorruptible ser de amor”

Si quieren conocer un poco más al respecto les invito a que accedan a este link que contiene las historias de vocación y las noticias sobre esta ordenación sacerdotal tan especial.


Ya ha pasado la Navidad

28 diciembre 2009

Ya ha pasado la Navidad y nos queda la añoranza de lo hermosa que fue  ¿no lo creen?

No se por que me da por sentir que Cristo está más cerca que nunca de nosotros. Tantas noticias desalentadoras, tanta miseria, tanta soberbia en el ser humano me hacen pensar que, precisamente por esta situación, Cristo está más cerca del hombre. Lo que hace falta ahora es que sea el hombre quien se acerque a Cristo.

Él vino para estar con los enfermos no con los saludables. Nuestra humanidad está muy enferma y falta de amor. Por eso esta Navidad fue especial. Nos dimos la oportunidad de reconocer nuestra pequeñez para darle lugar al  Grande,  al que Todo lo puede.

Ahora viene el año nuevo, y aunque aparentemente no es una celebración que esté muy orientada hacia festejar  la Cristiandad, yo me inclino por pensar que si.

Celebramos que termina 2009 y comienza 2010.

¡Dos mil diez años de que el hombre más grande que haya puesto pie en la humanidad vio la luz por primera vez!

Que no se nos olvide que cuando escribimos de forma habitual la fecha (28 de diciembre del 2009) estamos refiriéndonos a que hace 2009 años sucedió algo tan grande y espectacular en la historia de nuestra salvación que esta se partió en dos.

Hoy, tras 2009 años, todo es Después de Cristo. Lo que sucedió antes de Él…. es otra historia.


Jesús es el motivo

22 diciembre 2009

Mi esposa compró un pequeño nacimiento de madera que tiene una frase por más cierta:

“Jesús es el motivo de celebrar la Navidad”

Sencilla, clara y contundente. Pareciera que hay quecrecordárselo al mundo y a los hombres que habitamos en él.

Ni son los regalos, no es la fiesta, no es la familia, no es el pavo ni la cena.

El motivo de parar actividades y buscar reunirnos en un solo canto de amor ha sido, es y seguirá siendo: JESÚS.


Oye papá… (VI)

18 diciembre 2009

Esta sección tiene como objetivo profundizar en los temas centrales de nuestra fe católica. Responder a preguntas que cualquier católico o no católico se pudiera estar realizando acerca de nuestra religión y su modelo de espiritualidad. Para una mayor formación en los distintos temas aquí tratados,  Diario de un Católico recomienda la consulta constante del Catecismo de la Iglesia Católica en cualquiera de sus ediciones disponibles.

El tema central de esta sección gira en torno al diálogo que sostienen un niño de 10 años con su padre al respecto de las dudas humanas y espirituales del primero. El niño representa la inocencia de quien está aprendiendo y madurando y que por lo tanto tiene sed de conocimiento, mientras que el papá representa la fuente de tal conocimiento y la experiencia de quien ya ha profundizado en la búsqueda de la verdad y desea transmitirla a quien más ama. Padre e hijo salen a caminar todos los días un rato para platicar en la espera de la cena que mamá les está preparando en casa.

Hijo: Oye papá… ¿Qué es un evangelio?

Papá: Como tal, la palabra evangelio significa “buena nueva”. Así que un evangelio, hijo mío, es un escrito que contiene el mensaje nuevo y bueno de Cristo a los hombres.

Hijo: ¿Por eso lo leemos en misa?

Papá: Y no solo en misa. Leer el evangelio es uno de los medio más enriquecedores para llenar nuestro corazón de Jesús. Por lo mismo es aconsejable su lectura diaria. Cada pasaje de cada uno de los 4 evangelios está lleno de una sabiduría especial.

Hijo: ¿A qué te refieres con eso de los pasajes de los cuatro evangelios?

Papá: Déjame explicarte. Aunque normalmente se habla de “El evangelio” en realidad este está compuesto por “4 textos evangélicos”. Cada uno de estos textos fue escrito por 4 personajes diferentes, a quienes llamamos evangelistas. Lo que tienen en común, es que todos narran la vida y obra de nuestro Señor Jesucristo. Se dice que es un solo evangelio, testimoniado de cuatro formas diferentes.

Hijo: Qué interesante papá…¿y quienes fueron estos 4 evangelistas?

Papá: Los 4 evangelistas son San Juan, San Lucas, San Mateo y San Marcos. Cada uno, por separado nos ofrecen estilos literarios diferentes para conocer la obra de Jesús. Mateo y Juan, fueron apóstoles directos de nuestro Señor, le conocieron en persona y fue esta inspiración directa la que les concede una especial relevancia como evangelistas. Lucas y Marcos, por otro lado, fueron discípulos de los San Pablo y San Pedro respectivamente.

Hijo: ¿Y que relación tienen los evangelios con la Biblia?

Papá: Ah pues por que los evangelios son parte de ella. La Biblia es el compendio de todos los textos sagrados de nuestra fe. Esta se compone de dos partes: el antiguo testamento y el nuevo testamento.

Hijo: ¿Y qué diferencia hay entre uno y otro?

Papá: El antiguo Testamento nos narra la revelación de Dios a los hombres a través del pueblo que Él eligió, el judío. En este se empieza a narrar cómo Dios prepara durante cientos de años a la humanidad para lo que será su venida a la tierra. El nuevo Testamento narra justo lo que sucede en esta venida de Dios y los efectos que esto tiene en la humanidad a través de la predicación posterior por parte de quienes creyeron en su divinidad.

Hijo: ¿Osea que la venida de Cristo es el elemento clave para entender toda la Biblia?

Papá: Cristo es el centro que sirve para entender  toda la historia de la humanidad. No por nada, su paso por el mundo tuvo la fuerza suficiente para dividir la historia en dos, antes de Él y después de Él.

Hijo: ¿Entonces se puede decir que los evangelios son los 4 libros más importantes de la Biblia?

Papá: Son los que le dan sentido a toda la Biblia. La vida y obra de Jesús y los libros que contienen su vida son los textos que cierran el círculo de todo mensaje, profecía, predicción y relato hecho en todos y cada uno de los textos de la Biblia. Jesús vino a llenar de significado lo que Él mismo, como Dios Padre ya venía anunciando.

Hijo: O sea que se puede decir que la Biblia es el escrito que contiene la historia completa de la revelación de Dios a los hombres.

Papá: Exacto. Por eso leemos la Biblia, pues en ella se encuentran los designios que Dios tiene para la humanidad.

Hijo: Papá regresemos a casa con mamá y antes de cenar leamos algunos pasajes del evangelio.

Papá: Me parece perfecto hijo mío. Leer el evangelio es hablar con Jesús.


Jesús para conquistadores

17 diciembre 2009

“El que no está conmigo, está contra mí”

(Lucas 11,15-26)


En el cielo una hermosa mañana….

15 diciembre 2009

Algunas personas han mostrado su enojo por haber escuchado esta canción de origen religioso en versión pop – ragetón.

A mi, en lo particular, simplemente me fascinó.


A %d blogueros les gusta esto: