Acerca de la Santidad

30 mayo 2009

Esta reflexión de San Josémaría Escrivá de Balaguer me gusta mucho. Así es como me gusta entender al católico. No perfecto pero si constante.

“No nos engañemos: en la vida nuestra, si contamos con brío y con victorias, deberemos contar con decaimientos y con derrotas. Esa ha sido siempre la peregrinación terrena del cristiano, también la de los que veneramos en los altares. ¿Os acordáis de Pedro, de Agustín, de Francisco? Nunca me han gustado esas biografías de santos en las que, con ingenuidad, pero también con falta de doctrina, nos presentan las hazañas de esos hombres como si estuviesen confirmados en gracia desde el seno materno. No. Las verdaderas biografías de los héroes cristianos son como nuestras vidas: luchaban y ganaban, luchaban y perdían. Y entonces, contritos, volvían a la lucha”.


Si Dios confía…¿por qué tu no?

29 mayo 2009

Acabo de leer un testimonio de un sacerdote recién ordenado del Opus Dei y me encontré con esta pequeña joya de sabiduría de su parte:

“Dios confía en nosotros más de lo que nosotros confiamos en nosotros mismos

p. Sebastían Ramos Mejía

Uno de los mayores errores que cometemos los seres humanos es la de intentar entender a Dios atribuyendole caracateristicas propiamente humanas. Pensamos que Dios se enoja como nosotros, juzga como nosotros, se desentiende como nosotros y, lo más erróneo, creemos que Dios nos ve como lo hacemos nosotros mismos. Esto no es cierto.

Dios en su naturaleza está completamente alejado de nuestras imperfecciones y debilidades. El es perfecto. Sin embargo, en eso radica su gran amor, ya que aunque somos pequeños ante su grandeza, él se diga a vernos de la manera más hermosa posible. 

Nos observa de una manera única y especial, con ojos de perfecto amor y perfecta justicia. Por lo mismo, podremos dar un gran paso en nuestro crecimiento espiritual si entendemos que Dios no nos juzga de una manera humana, sino divina. En donde las posibilidades son inmensamente mayores que las que podemos entender.  Así, Cristo nos vino a enseñar lo que sí está en nuestras manos hacer para parecernos un poco al Dios que nos creo: amar, amar y amar…

Concuerdo con el padre Ramos cuando dice que Dios confía en nosotros de una manera que nos sorprendería saber. Ante nuestras dudas y temores, Dios es el primero en decirnos “Confía en mi, ya que yo confío en tí”


Feliz cumpleaños

28 mayo 2009

Para mi increible hermana Laura, de la cual he aprendido mucho de lo que hoy me lleva vivir de cara a Cristo y verdaderamente creer que “El cielo es para todos”.


Jesús para filántropos

28 mayo 2009

“Así, los últimos serán los primeros y los primeros los últimos…”

(Mateo 20,1-16)


Un nuevo reto

25 mayo 2009

El Papa Benedicto XVI acaba de lanzarnos, a nosotros los jóvenes, un nuevo reto:

“¡Testimoniad la fe a través del mundo digital! ¡Emplead esas nuevas tecnologías para dar a conocer el Evangelio de modo que la Buena Nueva del amor infinito de Dios por todos resuene de maneras diferentes en nuestro mundo cada vez más tecnológico!”

¡WOW! Para quienes estamos inmersos en una era de tecnología y nuevos medios d comunicación, estas palabras sonaron como música para nuestros oídos. 

Alguna vez escuché a un conferencista decir: “Para quienes hemos sido entrenados en el arte del buscar y el aprender, el Internet nos hace más poderosos”. Yo preferiría decirlo ahora con las siguientes palabras:

“Para quienes tenemos un mensaje tan importante que dar a conocer, Internet nos vuelve más ruidosos”

Este blog es un grano de arena en el inmenso número de posibilidades que las nuevas tecnologías ofrecen a quienes queremos dar a conocer el mensaje del amor de Cristo.

El puente ya está tendido y ya se puede cruzar el abismo, ahora solo falta superar nuestro propio miedo para creer que podemos hacerlo.

¡Al infinito y más allá!


Recomendación de un libro

25 mayo 2009

Un libro que estoy leyendo que me está redefiniendo muchas de las concepciones que tenía sobre liderazgo es: El Liderazgo al estilo de los Jesuitas del autor Chris Lowney

Pocos libros profundizan tan bien en el verdadero sentido del liderazgo y sobre cómo este debe de ser inculcado y formado en los nuevos talentos. Las enseñanzas de San Ignacio de Loyola, fundador de la Compañía de Jesús, al respecto de este tema son bastas y reveladoras. “Toda persona tiene la capacidad de forjar su liderazgo, si sabe profundizar en el conocimiento de sí mismo y su verdadero sentido en este mundo”.

El autor nos invita a reflexionar sobre cómo entendemos el término líder en nuestros tiempos comparándolo con los preceptos de una compañía fundada hace más de 400 años por un hombre que supo sobreponerse a él mismo para el bien de las almas. Así, por medio del relato del testimonio de distintos pasajes de ilustres jesuitas, aprendemos cómo el auténtico liderazgo es aquel que por amor se vuelve heroico. 

El libro vale la pena… ¡se los recomiendo ampliamente!


Ali Agca

20 mayo 2009

Ayer me sorprendí cuando leí la noticia de que Mehmet Alí Agca, mejor conocido por ser el hombre que intentó asesinar a Juan Pablo II en la plaza de San Pedro en mayo de 1989, quiere ser bautizado en la fe católica.

Actualmente Ali Agca se encuentra purgando una condena por el asesinato de un periodista en Turquía en 1979, sin embargo en enero del próximo año (2010) quedará en libertad. Ante esto, ha comentado que una vez que obtenga su libertad, desea ir a Roma para rendir un homenaje a quien le enseñó el camino de la verdad una vez que le otorgó perdón: Juan Pablo II.

Cuando leo esta nota, no dejo de pensar que los caminos de Dios son extremadamente misteriosos y maravillosos. Sólo Él sabe obtener tanto bien de tanto mal. Sin embargo vale la pena reflexionar que para que Dios pudiera actuar de esta manera, necesitó primero que alguien le abriera la puerta del corazón de Agca. Cuando, después de recuperarse milagrosamente del balazo recibido por su agresor, Juan Pablo II fue a la cárcel a dialogar y ofrecerle el perdón a Ali Agca, también logró tender el puente entre Dios y este hombre.

Cada vez que alguien me dice que no se cree capaz de perdonar, siempre le recuerdo este gran acto de amor, que aunque provino de un Papa, no deja de ser un acto posible en el corazón de cualquier hombre.

Dios espera de nuestra iniciativa para actuar, nos ha querido libres para que seamos nosotros quienes decidamos salvar a las almas por medio de la acción más perfecta: amar al prójimo como a nosotros mismos.

Se puede y se debe perdonar

Se puede y se debe perdonar

 


A %d blogueros les gusta esto: